Diario Sur

El malagueño Adrián Miramón se corona, por segunda vez, campeón del mundo de remo de mar

Adrián Miramón, en el centro, con la bandera de España.
Adrián Miramón, en el centro, con la bandera de España. / Real Club Mediterráneo
  • Desde el primer momento mandó en la regata desde el principio hasta el final y culminó los 6.000 metros de la final de C1x en 28:49.94

El malagueño Adrián Mirámón se ha coronado, por segundo año consecutivo, campeón del mundo de remo de mar, en la cita mundialista que se ha disputado este fin de semana en Mónaco y en la que han participado cuatro embarcaciones del Real Club Mediterráneo.

A pesar de que todos los barcos malagueños han pasado a la final, se ha cerrado este campeonato con sentimientos encontrados, ya que a la alegría del triunfo de Miramón, hay que sumar que otros dos barcos con aspiraciones a podio, el C4x+ femenino y el C1x de Adolfo Ferrer, se quedaron fuera de la pelea debido a una suerte de desafortunados incidentes, según informa el club en una nota.

Adrián Miramón culminó los 6.000 metros de la final de C1x en 28:49.94; la segunda plaza fue para el peruano Eduardo Linares, que entró seis segundos después y tercero, el sueco Dennis Gustavsson, a 20.99 segundos. Por su parte, Adolfo Ferrer concluía séptimo con un crono de 30:11.56, a 1:21.62 del vencedor.

A pesar de este éxito, Miramón no empezó bien el campeonato. Aún siendo favorito y defensor del título, logrado el año pasado en Perú, en la manga eliminatoria quedó sorprendentemente tercero, debido a que tuvo problemas con el barco. Tras esta primera regata, el remero del RC Mediterráneo probó con otro bote y con otras medidas.

En la final, y gracias a este cambio, el malagueño salió desde el primer momento en cabeza y fue mandando en la regata desde el principio hasta el final, con un estado de la mar con muchas olas, que también le favoreció.

Por su parte, Adolfo Ferrer, realizó una regata espectacular en su eliminatoria, que ganó, sin embargo, en el final se le cruzó un remero francés en la salida con el que chocó, que le hizo perder tiempo y le restó todas las posibilidades de subir al podio, como ya hiciera el pasado año, con un bronce, apunta el Real Club Mediterráneo en un comunicado.

El malagueño, en un momento de la regata.

El malagueño, en un momento de la regata. / Real Club Mediterráneo

En cuanto al C4x masculino, formado por Antonio Cáliz Campal, Miguel Ruiz García, Sergio Pérez Moreno, Ramón Gómez Cotilla e Irene Torres de Gálvez, como timonel, terminó quinto con un tiempo de 24:51.99, a 34.79 de los ganadores, que fueron los checos. El cuatro malagueño realizó una muy buena final, tras haber quedado segundos en su eliminatoria. El objetivo era marcar a Mónaco, que fue campeón del Mundo del año pasado, y que en esta ocasión acabó cuarto.

Por su parte, el cuatro femenino del Mediterráneo compuesto por Celia de Miguel Gómez, Ángela Rodríguez Zamorano, Natalia de Miguel Gómez, Mª Victoria Galván García e Irene Torres de Gálvez, logró finalmente una décimo tercera posición, con un tiempo de 29:08.74, a 2:56.03. del vencedor que fue Francia.

Las malagueñas, que venían de ganar el campeonato de España, hicieron el quinto mejor tiempo en las eliminatorias, de un total de 25 barcos.