Diario Sur

En lo más alto del waterpolo malagueño

Plantilla del primer equipo del Club Waterpolo Málaga de esta temporada.
Plantilla del primer equipo del Club Waterpolo Málaga de esta temporada. / Sur
  • El club de la capital y el Marbella afrontan con distintas metas una nueva campaña en Segunda

  • Los dos equipos de la provincia en categoría nacional perdieron ayer sus respectivos compromisos, en el arranque de la Liga

Ambos malagueños y en la misma categoría. La Segunda División del waterpolo nacional dio ayer el pistoletazo de salida y con él comenzó la actuación del Club Málaga y el Marbella en esta temporada liguera.

El inicio no fue positivo. Los dos clubes arrancaron con derrota. El Málaga, por 13-6 en la piscina del Metropole, y el Marbella por 7-6 en su visita al Montjuic. En todo caso, uno y otro conjunto son la única representación de nuestra provincia en categoría nacional, en la que podría corresponderse con la ‘tercera división’, tras la División de Honor y Primera.

Tras cuatro años compitiendo a este nivel, el Club Waterpolo Málaga empieza con un objetivo bien claro: luchar por el ascenso, algo que consiguen de forma automática los dos primeros de la tabla al final de la temporada. «El año pasado finalizamos cuartos, y hace dos temporadas estuvimos a solamente un punto de ascender», explica el presidente de este conjunto, Alfonso Wucherpfennig.

Su pasión por la piscina le viene de sangre. Y es que, además de ser hijo del conocido árbitro nacional de natación, con el que comparte nombre y apellido, Wucherpfenning dirige y compite con el club malagueño. Recién reelegido en el cargo, lleva cinco años como presidente del club. «Pero dentro del agua intento hacerles ver que soy un compañero más», matiza.

Presidente, capitán y jugador

A sus 32 años, es el capitán de un conjunto que, desde su creación en el año 2004, ha dado mucha guerra a nivel competitivo. Esta campaña competirá por meterse esas dos primeras posiciones. «Veo al equipo mejor incluso que el año pasado. Aunque es muy similar, ha habido pocos cambios y eso les ha valido para adquirir experiencia juntos», argumenta Wucherpfenning.

Las únicas incorporaciones han venido de la mano de Juan Luis Arostegui, que estuvo hace dos años en el equipo –aunque luego fichó por el Ceuta– y Fernando Naranjo, que dejó las piscinas el pasado año para ir a Madrid a estudiar oposiciones para Guardia Civil y que ahora ha vuelto a trasladarse a Málaga, donde, además de volver al agua, seguirá estudiando. Sin embargo, también se ha producido una baja con respecto a la plantilla de la pasada campaña, la de Samuel Ruiz. El que fuera benjamín del equipo, con 15 años, ha fichado por el Mataró, que actualmente disputa la máxima categoría del waterpolo nacional, la División de Honor.

Asimismo, ayer comenzó su andadura el club de waterpolo de Marbella, que repite por segundo año consecutivo en la categoría nacional. «El año pasado éramos los recién ascendidos y fuimos la revelación de la categoría. Este año nos van a tener más controlados», comenta en tono jocoso el presidente del club, Federico Nieto. Y es que, tal y como relata, pasaron de ser los novatos en la categoría a llegar a la sexta posición, justo en la mitad de la tabla, al final de la temporada. «Este año intentaremos igualar e incluso subir algunas posiciones más en la clasificación», añade Nieto.

Igual que el otro club de la provincia malagueña, el presidente del cuadro marbellí señala que ha habido pocos cambios en la plantilla, aunque asegura que han ganado en calidad. «Al final de la temporada pasada creíamos que contaríamos con la baja de Tito (Antonio Jesús Fernández), pero al principio de esta me dieron la buena noticia de que sólo sería baja durante unos partidos y que sí jugará definitivamente con nosotros», dice. Un seguro que se mantiene en el equipo, ya que el papel de Tito resultó fundamental el pasado año, ya que fue el máximo goleador no sólo del equipo, sino también de la categoría, con un total de 65 tantos.

Componentes del prmer equipo del Club Waterpolo Marbella .

Componentes del prmer equipo del Club Waterpolo Marbella . / Sur

Además, se han dado tres nuevas incorporaciones de la mano de los canteranos Marcos Jimena, Lucas Nieto y Carlos Ros. El club cuenta con una escuela con futuro, no sólo masculina, ya que el Marbella es la única entidad provincial con dos equipos en categorías nacionales. El otro de ellos es el absoluto femenino, en Primera División (la segunda categoria nacional).

Pese a la importancia del club marbellí, cabe destacar que a falta de instalaciones homologadas en la localidad, el club se ve obligado a jugar sus partidos oficiales en la piscina municipal de Torre del Mar, a cerca de un centenar de kilómetros. Allí han firmado un convenio por el que tras los encuentros de la Liga, se encargan de impartir dos horas de clases de waterpolo a los jóvenes canteranos del municipio axárquico.