Diario Sur

El Fernando Argüelles de Antequera se viste de rojo con el título de ElPozo

La plantilla de ElPozo celebra el título conseguido en el Fernando Argüelles.
La plantilla de ElPozo celebra el título conseguido en el Fernando Argüelles. / A.J.G.
  • El equipo murciano logra su sexta Supercopa ante el Movistar Inter en un partido en el que Miguelín le ganó el pulso a Ricardinho

El pabellón Fernando Argüelles vibró ayer como sus grandes noches épicas para acoger la Supercopa de fútbol-sala, que se llevó ElPozo Murcia de Miguelín ante un fuerte Movistar Inter, en el que Ricardinho poco pudo hacer para acariciar el título. Lleno hasta la bandera, 2.500 personas en pie de guerra, con sus tambores, gritos y vítores, destacando la ‘marea roja murciana’ que ocupaba la mayoría de los asientos.

Antequera, por un día, fue de nuevo la capital del fútbol-sala español gracias a las aficiones del Inter y de ElPozo, que no dejaron de celebrar los tantos de sus equipos y que animaron a sus jugadores con cánticos, sin acusar el viaje desde Torrejón de Ardoz y Murcia. Se vivió en el campo, teñido de azul y de rojo, lo que horas antes sintieron las calles, donde se pudo ver a aficionados de ambos combinados. El conjunto murciano demostró su valía ante el Inter Movistar y consiguió su sexta Supercopa de España tras imponerse por 1-3, en un vistoso encuentro en el que los de Duda evitaron que su rival revalidara un título que ganó la pasada temporada.

Primera parte con ventaja de ElPozo, que aprovechó la constancia de Miguelín, que tuvo dos ocasiones que no dudó en aprovechar, mientras Ricardinho puso calidad en las botas pero no desbordó ni tuvo su noche, algo que notó su equipo.

El primer tanto llegó en el minuto 7, cómo no, de la mano de ElPozo Murcia, gracias a Miguelín, que cogió un balón desde el centro del campo, no lo soltó y remató bajo, sorprendiendo al guardameta del Inter.

Los de Velasco lo siguieron intentando en una primera mitad que perdió intensidad en torno al minuto 11. El segundo tanto del encuentro llegó también mediante Miguelín. Una falta de ElPozo que tiró Bebe, la rechazó Álex González y cayó en Miguelín, que remató sin piedad. Antes de finalizar la primera parte, en el 17, Pito mandó al palo.

La segunda parte fue más igualada y destacó Elías, que remató varias veces a portería en los minutos iniciales. El Movistar Inter no se rindió, pero denotó inferioridad también en posesión de balón, así como en defensa en determinados momentos. Por su parte, buen papel del portero del Inter, Álex González, que frenó más de una ocasión.

La tuvo Darlan en el minuto 26 para recortar distancias, aunque sin resultado, con un Movistar algo más activo gracias a intervenciones también de Ricardinho, que remató en dos ocasiones a portería sin éxito.

El partido parecía sentenciado hasta que Ortiz reavivó las opciones del Movistar Inter en el minuto 34 con un remate espectacular desde el centro del campo que casi ni vio el portero. ElPozo Murcia respondió al tanto con otro gol, obra de Álex.

El Movistar utilizó el portero-jugador con Daniel para intentar responder con más efectivos en el centro del campo, pero el partido ya estaba sentenciado y los murcianos se llevaron un encuentro que se puso a su favor desde el primer minuto.

Así se llegó al final del partido, en el que se notaron los compromisos internacionales y la falta de rodaje. ElPozo no tuvo prisa y aguantó atrás y el Movistar no tuvo su habitual chispa, sin apenas esos contragolpes que dan emoción al fútbol-sala.