Diario Sur

El Trocadero tutea al líder, pero sucumbe en la recta final

  • Los marbellíes gozaron de un golpe de castigo con 15-15 en la segunda mitad pero no pudieron frenar al invicto Pozuelo y perdieron (15-33)

marbella. El Trocadero Marbella Rugby Club tuteó al líder de la Nacional B hasta el punto de tener el partido empatado en la segunda mitad. La mayor forma física y el fondo de armario fueron claves para que el CRC Puzuelo se llevara el encuentro.

En la primera mitad los dos equipos se disputaban la posesión, aunque la velocidad visitante les colocaba merodeando rápido la zona de ensayo. El protagonista local fue Lucas Pomposiello que mantenía al equipo con efectividad máxima con patadas a palos. La primera fue espectacular en carrera desde casi el centro del campo para igualar el encuentro 3-3. Los madrileños siguieron jugando a la mano de manera vertiginosa para lograr un ensayo y mantener la ventaja. Sin embargo, dos golpes de castigos de Lucas ayudaron a reducir la distancia de un segundo ensayo visitante para establecer el 9-15 al descanso.

La lógica hacía pensar que el todopoderoso líder que acumulaba 111 puntos a favor y ninguno en contra iba a hacer valer su poderío físico. Sin embargo un parcial de 6-0 con otros dos golpes de castigo perfectamente ejecutado por Lucas igualaban el choque 15-15. El panorama se despejaba con dos expulsiones de los visitantes y un nuevo golpe de castigo a favor. Tristemente ocurrió lo peor: Lucas falló su primer tiro y además los madrileños lograron un ensayo en inferioridad para establecer el 15-22. Volvió a ampliar la reta un minuto después con un golpe de castigo, 15-25, que fue determinante para que el entrenador surafricano Burguer se vistiera de corto para disputar los últimos 20 minutos.

Llegó la reacción, los marbellíes volvían a disponer de posesión, pero se encajaban a un metro de la línea de ensayo sin poder superarla. Faltó el último empujón en la melé. El líder aprovechó que el Trocadero estaba volcado para recuperar y armar u a carrera por izquierda para sentenciar. Un postrero golpe de castigo estableció el definitivo 15-33.