Diario Sur

BALONMANO

El Rincón Fertilidad se estrena en casa

Paula Valdivia busca hueco para penetrar ante el Guardés.
Paula Valdivia busca hueco para penetrar ante el Guardés. / Optasports
  • El conjunto malagueño se mide al Porriño en la segunda jornada de la Liga Loterías afanado en evitar los errores de su derrota en A Guarda

El Rincón Fertilidad estrena su temporada liguera en casa. Lo hará esta tarde (18.30 horas) frente al Godoy Maceira Porriño. Se trata de un rival complicado que viene de vencer en su primera jornada al Granollers (con un gol casi ‘sobre la bocina’ de Sarai Samartín) y que no dudará en luchar por su segunda victoria consecutiva.

No se lo pondrán nada fácil, sin embargo, las de Diego Carrasco, que buscarán acabar con el sabor agridulce que les dejó la primera jornada. El cuadro malagueño debutó la pasada semana en la complicada cancha del Guardés, donde desaprovecharon una ventaja de hasta cuatro goles para un 22-18 final.

Carranque recibirá mañana con los brazos abiertos a las jugadoras, que esperan un fuerte apoyo de su afición. Con la única baja de Cristina Barrios, que todavía no se encuentra totalmente recuperada de su lesión, Diego Carrasco plantará cara a las rivales apostando, sobre todo, por mantener en cancha a las jugadoras con más experiencia, como Pepa o Estefi.

El Porriño mantiene la base del curso anterior, que tan buen resultado le dio en las manos de un Abel Estévez con muchos años de experiencia en el banquillo de este equipo. Mientras, el Rincón Fertilidad Málaga quiere convertirse en uno de esos equipos que luchen contra las gallegas en esa parte media-alta de la clasificación.

«No podemos pensar ya en el partido de Guardés.Durante la semana hemos visto los errores, sobre todo en los lanzamientos exteriores, que es donde tuvimos más desacierto. El Porriño viene con dos puntos, pero tenemos que ser una cancha difícil, en la que tenemos que sacar puntos obligatoriamente si queremos estar en la parte alta de la clasificación», declaró el entrenador del Rincón Fertilidad, Diego Carrasco.

El ambiente, clave

Para ser una pista dura de batir, Carrasco tiene claro que necesita un buen ambiente en Carranque. «Estamos tratando diariamente, a través de nuestra campaña de abonos, y las entradas e invitaciones en colegios y medios de comunicación, de que pueda venir cualquier aficionado, porque se va a ver buen balonmano».

Carrasco sabe que aún queda mucho que encajar en su equipo. «El acople va bien, lento. Lo sabíamos, sobre todo porque hemos tenido pocos partidos amistosos. Estamos intentando integrar sobre todo a Frederrike y Daira, que por el tema idioma se están adaptando un poco más lento, pero las sensaciones fueron buenas ante Guardés y espero que aún mejoren con el Porriño». Finalmente, sobre el resto de incorporaciones, destacó la «intensidad» y la «profesionalidad». «No hay que machacar mucho tampoco los errores individualmente. Saben sus limitaciones y en eso nos estamos basando», concluyó.