Diario Sur

El Trocadero, ante una temporada histórica

El Trocadero afronta una temporada ilusionante.
El Trocadero afronta una temporada ilusionante. / J. R.
  • El conjunto marbellí de rugby debuta el domingo, por primera vez, en la liga nacional

El Trocadero ultima los detalles para comenzar la nueva temporada. Es su campaña más especial desde la creación del club hace ya más de 30 años, ya que por fin el conjunto marbellí debutará en la Liga Nacional de plata de rugby. Un encuentro que tendra lugar este domingo en el campo Bahía de Marbella, casa del Trocadero, a las doce y media de la mañana.

El reforzado conjunto costasoleño aspira a estrenarse con victoria contra el C. D. Arquitectura de Madrid. Será el primer rival de una temporada larga que tiene como exigencia la permanencia y, por qué no, pensar en cotas mayores trascurrida la primera vuelta del campeonato. Los de la capital no son el mejor oponente para debutar. De hecho, llegan con la vitola de ser el segundo equipo más laureado del rugby nacional con amplia experiencia en la categoría. El curso anterior finalizaron en sexta posición y ahora tratarán de engancharse a las tres primeras plazas del campeonato.

Un partido que, antes de empezar, ya se configura como histórico. Más de 30 años ha tenido que esperar una de las entidades más reputadas de la ciudad para arrancar un proyecto en la división Nacional B con la idea de meterse de lleno en la élite del rugby español. El Trocadero Marbella Rugby Club comienza a vivir su sueño, el de sus aficionados, jugadores y directivos, este domingo a partir de las 12.30 horas en su estreno liguero en el Bahía’s Park envuelto de una atmósfera contagiosa de ilusión, optimismo y compromiso por poner al rugby marbellí en el lugar que merece tras tantos años de sacrificio.

El Trocadero Marbella ha dado un salto cualitativo en todos sus estamentos en poco más de dos mes. Rearmado desde la directiva, pasando por la incorporación de una garantía de trabajo y éxito como el ganador de todo con el VRAC Entrepinares Nacho Molina, la obligación del equipo es competir de igual a igual con cualquier club desde la humildad. El efecto llamada de conseguir un ascenso ha poblado las instalaciones marbellíes hasta el punto de que el primer equipo ha llegado a contar con medio centenar de jugadores para completar los entrenamientos. Entre ellos, inexpertos que por primera vez prueban el rugby, pero también jugadores contrastados. Al margen de la gran referencia de Molina, vuelven a Marbella Callum Grenfell, proveniente también del todopoderoso VRAC de Valladolid, el pilar Mateu Argudo y el centro Dani Camarero.

El entrenador surafricano Burger Heldenguys es el responsable de dirigir a los 23 primeros convocados para el debut liguero, además en casa. La identidad del cuadro marbellí quiere quedar patente desde el principio: llevar el ritmo del partido, jugar en campo ajeno y presentar una defensa sin fisuras. El baluarte del equipo, Nacho Molina, espera un partido de una alta intensidad. «Queremos meternos en su territorio con ensayos, juego al pie, a palos, pero marcar un ritmo alto para dar la sorpresa ante un equipo potente», apunta Molina, que busca debutar con una victoria.

Temas