Diario Sur

La Málaga O-City Race toma las calles de Málaga

fotogalería

Un participante, esta mañana por la céntrica calle Nueva. / Francis Silva

  • Cerca de 850 corredores de orientación recorrieron los puntos más emblemáticos de la ciudad en la tercera y última prueba del evento

El circuito europeo de carreras de orientación despidió ayer su escala en Málaga por todo lo grande. Unos 850 participantes –divididos en las nueve categorías que determina el City Race Euro Tour– tomaron las calles del Centro Histórico de la ciudad por la mañana equipados con los mapas de la prueba, que en esta ocasión era de larga distancia y válida para el circuito europeo.

El sábado ya se habían celebrado las carreras de distancia media y esprint, en los Montes de Málaga y el Muelle Uno, respectivamente. En esta ocasión, el lugar elegido por la organización para establecer el puesto de mando y la meta fue la calle Alcazabilla, en la que destacaba una gran última baliza hecha con globos que marcaba a los corredores el final del recorrido. La salida se había colocado en una de las esquinas de la plaza de la Merced, desde donde los participantes comenzaban a interpretar el mapa –diferente según la categoría– y a componer en su mente el mejor trazado para ‘fichar’ en todas las balizas en el orden correcto y en el menor tiempo posible.

más fotos
  • GaleríaMás fotos de la prueba este domingo

Se establecieron puntos de control en lugares tan emblemáticos como la plaza del Obispo, la plaza de la Constitución y junto a la escultura del ‘Ave Quiromántica’ de calle Bolsa. En esta última prueba, además de las categorías ‘open’ que reúnen a los que se inician en las carreras de orientación, se habilitó la categoría ‘touristic-o’, de unos tres kilómetros de distancia. En dicho recorrido, pensado para los que desean aprovechar la carrera para visitar los puntos más interesantes de la ciudad, los corredores encontraban una breve explicación sobre el lugar en el que se situaba la baliza.

Como indica Juan Antonio López, director técnico del Club de Orientación de Málaga (COMA), este deporte está muy unido al turismo. «Es una forma de ver mundo. Algunos participantes vienen de otros países en autocaravana», explica López. Málaga es la segunda parada del City Race Euro Tour y este fin de semana ha recibido a corredores de toda España y el extranjero. En la mañana del domingo se pudo ver por el centro de la ciudad a deportistas de diferentes edades llegados desde Francia, Italia y Rusia, entre otros países.

El vencedor de la prueba en la categoría élite masculina fue el finlandés Kari Tuomas, del Angelniemen Ankkuri, mientras que en la femenina se llevó el oro la alicantina Violeta Feliciano, del club Colivenc de Onil. La deportista de 23 años también terminó con el mejor tiempo en la media distancia y la distancia esprint, celebradas el sábado. Raúl Ferra, del club Lorca-O de Murcia, ganó en la categoría élite masculina en media distancia, y en la distancia esprint masculina el primer clasificado fue el británico Dane Blomquist.