Mario García gana por tercera vez la Media Maratón de Marbella

JULIO RODRÍGUEZ

El corredor del Atletismo Málaga y la danesa Jessica Petterson triunfaron en una prueba que tuvo en torno a un kilómetro de ‘regalo’

JULIO RODRÍGUEZ

La primera media del otoño tiene ganador y es malagueño. Por tercer año consecutivo Mario García, corredor del Club Atletismo Málaga, se alzó con la Media Maratón Ciudad de Marbella, esta vez con un registro de 1.16:03, por delante del junior madrileño del Atletismo Bidasoa, Rodrigo Mendoza (1.16:19), y del veterano Antonio Román (1.19:53). Hubo animación desde el inicio con ‘dj’ mezclando en directo, un saxofonista y un cañón de confeti en la salida de los participantes. Justo antes de empezar la alcaldesa de Marbella, Ángeles Muñoz, distinguió a la Policía Local por su 150.º aniversario con una placa conmemorativa.

Desde la Alameda marbellí partieron 1.597 inscritos que sufrieron las condiciones meteorológicas. Sol y calor que soportaron por la antigua N-340 camino a Puerto Banús y más aún por el paseo marítimo de albero. Sin embargo, fueron otros dos obstáculos los que impidieron a la gran mayoría de encuestados mejorar sus marcas o no sufrir en exceso según qué objetivos: la humedad y el kilómetro de regalo que para muchos fue eterno. El gesto más repetido en meta era mostrar el reloj ‘gps’ al compañero y preguntar: «¿A ti también te han salido 22 kilómetros?» Los tradicionales 21 kilómetros y 97 metros de una media maratón se alargaron como poco a los 21,8 y 22,2 kilómetros, detalles que merman el ‘coco’ de un atleta mientras lucha por mantener su ritmo.

Los primeros 5.000 metros fueron tan vistosos como exigentes por las subidas y bajadas del casco antiguo. Estampas hermosas para corredores y público viendo los grupos que pasaban por calles tan emblemáticas como Peral o la plaza de Los Naranjos, donde resonaban las zapatillas al unísono. El ganador acabó entusiasmado. «Marbella tiene su encanto. La gente sale a la calle, respeta, anima, le gusta el deporte. Ha sido maravilloso». Gran organización y trabajo de voluntarios, avituallamiento, servicios sanitarios y masajistas.

En féminas la victoria fue para la danesa Jessica Petersson con un extraordinario 1.22:32. Protagonizó la anécdota de la carrera al asegurar que no podía quedarse ni un minuto más porque aún tenía que correr diez kilómetros más para completar su entrenamiento. En el podio subió como segunda Janine Lima, del Club Atletismo Marbella (1.30:20, y tercera fue Mónica Ballesteros (1.34:56).

Sobre el asfalto, muchas historias. Como la de Julio Pancorbo, un chico que padece una variante de la ELA, por la que su padre y su vecino Antonio Bonaldi lo empujaron en una silla para hacer visible el apoyo a las enfermedades raras.

Fotos

Vídeos