El Marbella suma un punto épico ante el Betis B

El Marbella suma un punto épico ante el Betis B
Juan José Úbeda / Opta Sport

Tras quedarse con diez en el minuto 27 y encajar un tanto del Betis B, fue capaz de empatar y conservar el resultado

M. DELGADO (OPTA)

El Marbella sumó un punto de heróico este domingo en Sevilla. Tras adelantarse al filo de la media hora el Betis B y quedarse su rival con diez, todo hacía indicar que la mañana sería plácida para los locales, muy superiores técnicamente, profundos y rápido de ideas. Pero la relajación verdiblanca y una nueva acción a balón parado pésimamente defendida al borde del descanso supusieron el empate. El Marbella fue más práctico e inteligente.

En el primer tiempo, pese al tempranero aviso de Chus Hevia tras un error en la salida del filial, dominó con holgura el conjunto de José Juan Romero, protagonista de uno de sus mejores arranques de la temporada. Especialmente fluidos e inspirados en sus combinaciones en campo ajeno, los verdiblancos pudieron ponerse en ventaja antes del cuarto de hora. Y es que, tras una penetración hasta la cocina de Iván Navarro, Loren mandó a las nubes su disparo, más ajustado en el minuto 9, recogiendo un rechace de Wilfred a tiro de Irizo, pero estrellándose esta vez en el travesaño.

1 Betis B

Pedro (1); Julio Alonso (1), Dan Ojog (2), Nacho (2), Junior (1) (Nieto, minuto 66) (1); Hinojosa (1); Iván Navarro (2), Roberto (2) (Miguel Rodríguez, minuto 66) (1), José Irizo (2), Aitor (1) (Tellado, minuto 77) (1), y Loren (1).

1 Marbella

Wilfred (2); Carlos Julio (1), Lolo Pavón (2), Catena (1), Razvan (1) (Marcos Ruiz, minuto 46) (1); Javi Moreno (2), Indiano (3); Corpas (2), Chus Hevia (2), Luis Rioja (2) (Héctor Otín, minuto 73) (1), y Ferrón (1) (Alonso, minuto 30) (2).

goles
1-0, minuto 29: Loren, de penalti. 1-1, 45+1: Javi Moreno.
árbitro
González González (balear). Expulsó por doble amarilla a Catena (minuto 27) y a Hinojosa (minuto 87). Amonestó también a los locales Nacho, Roberto, Julio Alonso y Aitor, así como a los visitantes Razvan y Corpas._Campo:_ Unas 1.000 personas en la Ciudad Deportiva Luis del Sol de Sevilla.

Los visitantes respondieron con una acción personal de Corpas, que se deshizo de Junior y Nacho con un par de buenas bicicletas para forzar el desvío de Pedro a córner, con un guiño del poste. Pero no fue más que un espejismo, pues el Betis B era netamente superior. De hecho, Iván Navarro, que anduvo cerca de hacer el 1-0 de espuela después de un ataque brillante fraguado por Julio Alonso y Aitor, provocó el claro penalti y la consiguiente expulsión de Catena, único amonestado hasta ese momento. Loren, con la pasmosa tranquilidad de siempre desde los once metros, abrió el marcador con un ‘Panenka’.

El míster visitante, Fernando Estévez, tuvo que reaccionar con un cambio defensivo. Dio entrada a Alonso por el artillero Ferrón, pero los ayer amarillos no tiraron ni mucho menos la toalla. Es más, cumplida la media hora, la pelota se paseó por el área pequeña en un córner sin que nadie la rematara ni despejara. Tocaba aguantar, remar y guardar la ropa lo más seca posible para intentar la machada. No parecía una tarea sencilla, porque los anfitriones se gustaban y perdonaban. Empezando por Iván Navarro, que cabeceaba desviado totalmente solo un servicio pintiparado de Junior. A renglón seguido, Lolo evitaba que Roberto fusilara a Wilfred, si bien es cierto que Alonso pudo empatar en un buen centro desde la derecha que dejó pasar Javi Moreno, marchándose su disparo no muy lejos del poste izquierdo de Pedro. El gol llegó en una falta lateral que botó Indiano y que desvió con la puntera Javi Moreno, con salida en falso del meta Pedro.

Repliegue ordenado

En la segunda mitad los de Estévez se replegaron con orden y eficacia y se encomendaron a la contra y el balón parado. Como ocurría en el 62, cuando un saque en largo de Wilfred y la pasividad de la zaga verdiblanca habilitaban a Chus Hevia, que se precipitó en el mano a mano con Pedro. O Indiano poco después, robando en campo rival y disparando mordido desde la frontal. Ya en esta fase no se veía tan fresco de ideas al filial. Incómodo y estático, el equipo de José Juan debía tener paciencia, aunque el calor y el cansancio se tradujeron en un sinfín de imprecisiones por parte local. El míster de Gerena arriesgaba con los cambios en busca de una reacción en los suyos, carentes de profundidad. A nueve del final llegó la oportunidad más clara de la segunda mitad: Iván Navarro cazó una mala cesión de Carlos Julio a Wilfred y cruzó demasiado su tiro forzado y escorado, que salió lamiendo el poste. Fue lo último reseñable en Los Bermejales, porque los intentos a la desesperada del segundo equipo bético chocaban una y otra vez contra la ordenada muralla de un Marbella que supo evitar el naufragio, saliendo a flote y llegando a buen puerto.

Fotos

Vídeos