El Marbella resiste al Extremadura y al árbitro

El árbitro expulsa a Guarnido, que no aparece ni en la imagen. /J. R.
El árbitro expulsa a Guarnido, que no aparece ni en la imagen. / J. R.

El exblanquillo Kike Márquez abrió la cuenta de penalti, e Indiano igualó desde los once metros en la recta final del choque

JULIO RODRÍGUEZ

El Marbella sacó un punto más valido de lo previsible. Empate a goles y penaltis en el Municipal en un partido tenso este domingo, marcado por un mal arbitraje que no dejó a nadie contento y con un gran ambiente en la grada con la mejor entrada de la temporada, unos 2.500 espectadores. Un extramotivado Kike Márquez puso en ventaja de penalti a los visitantes y, a diez minutos del final, Indiano logró definir una pena máxima.

El argumento de la primera parte se resume en un Marbella que trataba de jugar y un Extremadura que con los pases en largo creaba peligro. Los visitantes se encontraron con un premio de la nada. Lax Franco decretó penalti en un salto de Catena, una jugada que se repetía en el centro del campo sin señalar infracción. Kike Márquez anotó con ayuda del larguero y celebró el tanto como si se tratara del gol decisivo de una final. La grada explotó contra el sanluqueño por la adrenalina que soltó en la esquina donde se ubican los ultras locales.

1 Marbella

Wilfred (3), Alonso (1) (Chus Hevia (2) min. 45), Catena (2), Lolo Pavón (2), Carlos Julio (1) (Marcos Ruiz (1) min. 67), Javi Moreno (2), Indiano (3), Corpas (3), Añón (2) (Héctor Otín (1) min. 67), Luis Rioja (2) y Francis Ferrón (2).

1 Extremadura

Manu García (1), Aitor (2), Candelas (2), Pardo (2), Borja (1), Miranda (1), Valverde (2) (Airam Benito (1) min. 69), Zarfino (2), Willy (2) Kike Márquez (3) (Airam Cabrera (1) min 76), y Jairo (1) (José García (1) min. 60

goles:
Manu García (1), Aitor (2), Candelas (2), Pardo (2), Borja (1), Miranda (1), Valverde (2) (Airam Benito (1) min. 69), Zarfino (2), Willy (2) Kike Márquez (3) (Airam Cabrera (1) min 76), y Jairo (1) (José García (1) min. 60
árbitro:
Lax Franco. Amonestó a Carlos Julio, Catena, Javi Moreno, Ferrón, Marcos Ruiz, Indiano, Miranda, Willy, Airam Benito y Kike Márquez. Expulsó a Juanfran (m. 15), en el banquillo, y a Borja (m.79).
campo:
Municipal. 2.500 espectadores.

El Marbella no se arrugó y mediante una buen pase de Corpas a Añón el capitán remató en el área con peligro. Los locales se quejaban de las continuas faltas no pitadas en la parcela ancha que impedían conservar el cuero. El colegiado, más pendiente del banquillo de casa que del terreno de juego, expulsó a Juanfran Guarnido por protestar. El partido estaba caliente, los aficionados arremetían contra el árbitro murciano. Quejas que se multiplicaron cuando hasta en dos ocasiones Aitor tocó el balón con la mano para cortar una acción de Rioja. En esta ocasión Lax Franco no pitó un penalti sobre el que las imágenes de televisión no dejaron lugar a dudas.

Practicidad visitante

El Extremadura seguía instaurado en la practicidad. Con el 0-1 los visitantes se juntaban atrás y estuvieron cerca de ampliar la renta en dos acciones aisladas. Primero Zarfino, en un tiro al primer palo que sacó Wilfred, y en un disparo de Jairo. Las oportunidades llegaban con cuentagotas. Ferrón pudo igualar de cabeza tras un buen servicio de Alonso, pero su remate salió cerca de la escuadra derecha de Manu García. Corpas se quejó de una patada en el pico del área que tampoco vio el colegiado como penalti. Poco más en la primera parte, en la que los costasoleños se marcharon con cinco amonestados, uno de ellos expulsado, y el tanteador en contra.

Fernando Estévez mostró valentía. Al descanso el técnico quitó al lateral accidental Alonso y colocó al media punta Chus Hevia. El Marbella se venía arriba pero los espacios que dejaban a la espalda era un arma de doble filo. Willy rondó el 0-2 con un disparo que se encontró con Wilfred, y Ferrón dio la respuesta dos minutos después con un cabezazo que se marchó desviado. Kike Márquez se fue al suelo hasta tres veces en distintas acciones para perder tiempo y la grada volvió a pagarla con el gaditano que no tenía apuros en provocar continuos parones. El técnico local quemó las naves con un doble cambio. Marcos Ruiz dio refresco a Carlos Julio, que tenía amarilla. Sin embargo, en su primera acción el marbellí fue amonestado. Héctor Otín dio descanso a un Añón que estuvo en todos sitios.

Cuando parecía que el Extremadura podía marcar en un contragolpe, llegó la igualada: Borja levantó el pie en exceso ante Ferrón y el árbitro pitó penalti en una clara acción de juego peligroso que no señaló como libre indirecto. Al central visitante le costó la expulsión y el guion cambiaba. El Marbella tenía diez minutos para remontar. En el tiempo añadido Chus Hevia tuvo el gol en sus botas en una jugada larga, pero su disparo se marchó cerca del palo izquierdo. Los dos equipos acabaron fundidos bajo un sol impropio de enero.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos