Fernando Estévez: «Tenemos un vestuario muy sano, que va a una; es un equipo con mayúsculas»

Fernando Estévez observa a sus hombres durante un entrenamiento. /J. R.
Fernando Estévez observa a sus hombres durante un entrenamiento. / J. R.

El técnico, médico de emergencias, hace balance de una primera vuelta en la que se queda a tres puntos de igualar la mejor de la historia

JULIO RODRÍGUEZ

Basta una palabra para definir a Fernando Estévez: sensatez. A sus 38 años, el entrenador del Marbella ha demostrado desde su llegada al club que con prudencia, trabajo y humildad puede codearse con los favoritos al ascenso a Segunda. El técnico de Capileira (Granada), médico de emergencias de profesión, ha logrado, con un tercio del presupuesto en fichajes de la temporada anterior, quedarse a sólo tres puntos de la mejor primera vuelta de la historia del Marbella. Lucha contra la lógica para tocar el objetivo primigenio de la salvación y soñar con mantener la tercera plaza de su grupo de Segunda B. «Los pies en la tierra y la cabeza en el cielo», que suele decir...

¿Entraba en sus cálculos ser tercero en la primera vuelta al analizar esta pretemporada?

–Obviamente, no. Sí éramos ambiciosos porque cuando teníamos que convencer a jugadores sabíamos que podíamos hacer un proyecto importante, pese a contar con un presupuesto medio de la categoría. El devenir de la competición nos hizo ver que hemos hecho méritos para estar ahí arriba.

El discurso de los 45 puntos y luego pensar en otros objetivos es muy bonito, pero ya no se lo compramos. En su cabeza ahora estará como mínimo luchar por las plazas para jugar Copa del Rey.

–Somos ambiciosos, al final el objetivo es estar ahí arriba. No vamos a ocultar que nos hace ilusión estar donde estamos. Creo que en la segunda vuelta tenemos que apuntar ahí, porque cuando apuntamos alto conseguimos algo alto. Sí es cierto que tenemos que tener los pies en el suelo, y mi discurso va en ese sentido. Desde fuera la exigencia debe ser la que marca el presupuesto y el objetivo de principio de temporada es lograr una salvación holgada. Cuanto antes consigamos esa meta nos plantearemos la siguiente. El fútbol te enseña a no mirar a más de una semana vista. Que a nadie le quepa duda de que queremos estar arriba.

¿Cuál es la clave para mantener al Marbella a tres puntos del líder?

–Vestuario, unidad y compromiso, que ellos crean en lo que hacen. Tenemos un vestuario muy sano, que va a una, empuja. Es un equipo con mayúsculas.

Usted es un defensor del ‘coaching’ ¿Qué papel tiene en el buen rendimiento del equipo?

–El porcentaje del éxito depende de la unidad del equipo y los jugadores. Creo que es más mérito del perfil de futbolistas que hemos elegido para que juegue en el Marbella que de algún trabajo específico de ‘coaching’. Es una herramienta más de la que dispone el entrenador para darle importancia al trabajo de equipo por encima de la individualidad.

¿Cuál ha sido el momento más delicado y el más feliz desde que está en el Marbella?

–El más delicado fue la expulsión que sufrimos contra el Betis. Veníamos de dos derrotas consecutivas, nos pusimos perdiendo 1-0 en su campo con un jugador menos y fue un momento realmente difícil porque el equipo se exponía de verdad. Ese partido fue clave para que el equipo arrancase, luchara ante la adversidad y se hiciera fuerte para acabar empatando. Y el momento más dulce fue claramente la victoria el pasado domingo en Villanueva de la Serena.

Le he preguntado por su momento más delicado desde que llegó y me ha hablado sólo de lo deportivo. Su presidente sigue en prisión...

–Yo hablo de lo deportivo, no de lo otro. Es verdad que fue un momento de dificultad y de duda. Ciñéndonos sólo al tema de lo deportivo fue el día del Betis y del Villanovense.

¿Por qué en ningún partido hemos visto ni media entrada en el campo con la buena respuesta que da el equipo?

–No lo sé. Eso es lo que tenemos que tratar todos, de poner nuestro granito de arena para mejorar en la segunda vuelta. Jugadores, club y la propia afición se merecen un mejor ambiente en el estadio. A ver si ahora la campaña de abonados de la segunda vuelta ayuda a que venga más gente, y nosotros seguimos dando motivos. Creo que el que va al Municipal repite. El equipo tiene alma, intensidad, propone y engancha.

«El equipo tiene alma, intensidad, propone y engancha», afirma

¿Con tres refuerzos sería suficiente para luchar por las plazas de privilegio?

–No vamos a pensar en refuerzos hasta que salgan jugadores. Si salen, entrará alguno. Para mí lo más importante es preservar el grupo, que es el que nos está dando resultados. No vamos a cambiar lo que funciona. El mejor fichaje es que recuperemos a Javi Moreno para el 7 de enero.

¿Qué mensaje le envía en estas fechas a los aficionados marbelleros?

–El mensaje es típico, pero cuando no lo tienes lo echas en falta. Sobre todo salud para todos y el deseo de que sigamos creciendo en este proyecto a medio plazo que se llama Marbella. Ojalá podamos dar alegrías a la afición y hacer más grande el equipo en 2018.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos