Derrota con polémica en Marbella

Javi Moreno se tira a por el balón ante la mirada de su entrenador Fernando Estévez./SUR
Javi Moreno se tira a por el balón ante la mirada de su entrenador Fernando Estévez. / SUR

El club piensa impugnar el partido ante el Badajoz, ya que el árbitro no se percató de que Ruano había visto la segunda amarilla hasta siete minutos después

JULIO RODRIGUEZ

El Marbella perdió el honor de ser el mejor equipo en casa. El Badajoz infligió la primera derrota a los blanquillos en casa, por 0-1 y la segunda consecutiva. Un solitario gol de Ruano sirvió para decantar el partido. El delantero fue protagonista no sólo por su tanto, sino porque fue expulsado siete minutos más tarde de la cuenta. Vio la segunda amarilla en el minuto 87, pero Arias Madrid no se percató hasta el 94, cuando debió expulsarlo. El Marbella piensa impugnar el resultado. Apostó el cuadro costasoleño por salir con un ‘9’ puro como Juanfran Guarnido en su primera titularidad en el Municipal. El damnificado fue Chus Hevia, que luego tendría su oportunidad de reivindicarse.

Una ocasión a los dos minutos presagiaba un buen inicio de los blanquillos. Luis Rioja se plantó en el área y su zurdazo pasó cerca del poste derecho de Fernando. A renglón seguido Catena, de cabeza, volvió a inquietar el arco rival. Fue sólo un chispazo, un espejismo. Los extremeños golpearon primero y eso que avisaron. Ruano, el mejor del partido, ensayó un disparo desde la frontal que despejó Wilfred en dos tiempos. Mucha actividad para sólo siete minutos de juego. Llegó el momento del golazo de Ruano. Muy escorado en la parte derecha del área picó con la izquierda, a pierna cambiada, un balón que se alojó en la escuadra derecha de la portería. Todos esperaban un centro, pero el delantero inventó un golazo que dejó frío al Marbella en una mañana dominical muy cálida.

Volvieron los fantasmas de los malos arranques de partido que obligaban a los costasoleños a remontar. Sin embargo, los pacenses ganaban confianza con otro lanzamiento peligroso de Sergio que desencantaba a la grada. Corpas y Rioja no entraban en juego y eso disminuía el peligro local. Tuvo que ofrecerse al centro del campo el capitán, Añón, para buscar salida al juego del equipo que seguía espeso. Ruano, Álex Rubio y Eloy eran protagonistas en ataque mientras a los de Fernando Estévez les costaba mucho acercarse siquiera al balcón del área.

0 Marbella

Wilfred (2), Carlos Julio (2) (Chus Hevia (2) min. 66), Razvan (1), Alonso (1), Catena (3), Javi Moreno (1), Corpas (1), Indiano (1) (Sergio Narváez (1) min. 75), Añón (2) (Otín (1) min. 74), Luis Rioja (2) y Juanfran (1)

1 Badajoz

Fernando (2) (Néstor (3) min 44), Chechu (1), Álex Herrera (2), Manu Torres (2), Jesús Muñoz (1), Javi Rey (3), Álex Rubio (2) (José Ángel (1) min. 74), Sergio (2), Juanma (1), Ruano (3) y Eloy (Álvaro Romero (1) min 63)

Árbitro
Arias Madrid. Amonestó a Carlos Julio, Razvan, y a los visitantes Sergio, Álvaro Romero, Ruano y Manu Torres. Expulsó a Ruano en el 94’ pese a ver la segunda amarilla diez minutos antes.
goles
0-1, min. 7: Ruano.
Campo
Municipal. Unos 1000 espectadores.

El choque entraba en parones, protestas y escasa continuidad. De hecho, el duelo acabó frenado en seco con la lesión del portero visitantes Fernando. A la salida de un córner chocó con la cabeza de su compañero Álex Rubio y tuvo que ser retirado del campo en ambulancia. El guardameta en ningún momento perdió la consciencia, pero la sangre en torno a su cara asustó a los presentes. El árbitro añadió cinco minutos y el Marbella pudo igualar con un disparo lejano de Razvan que se encontró con una mano soberbia de Néstor, que apenas pudo calentar.

Del vestuario volvió a salir enchufado con un contragolpe el Badajoz que salvó Wilfred. Había que responder y en una falta lejana Indiano mandó el esférico a la cruceta derecha de Néstor. La iniciativa era local, pero los huecos atrás eran evidentes. Estévez movió el banquillo para ser más agresivo en ataque. Quitó al lateral Carlos Julio para meter a su pichichi Chus Hevia. El Marbella jugaba con tres defensas y todo el carril derecho para Corpas. Es más, todos los delanteros blanquillos acabaron en el campo porque también entró Otín para formar junto a Hevia y Juanfran.

Debió empatar el cuadro costasoleño con dos ocasiones consecutivas de Chus Hevia. Primero, con un tiro duro raso que envió a córner con dificultades Néstor, y posteriormente, con un cabezazo a la salida del saque de esquina que se fue al lateral de la red. En el tramo final los balones colgados no encontraron destinatarios entre otras cosas porque la defensa extremeña era un frontón. Segunda derrota consecutiva del Marbella, primera en casa, y lo que es peor: el escaso juego atractivo característico de las primeras jornadas.

Fotos

Vídeos