Diario Sur

El Marbella, a romper la racha con el 'fichaje' de Nafti

Nafti, que regresa al banquillo, en rueda de prensa.
Nafti, que regresa al banquillo, en rueda de prensa. / J.R.
  • El cuadro malagueño, que no gana en casa desde el 16 de octubre, tendrá al fin a su técnico en el banquillo tras ocho partidos de sanción

Mejor decidir con victorias. Diciembre está a la vuelta de la esquina y ya se sabe que en el fútbol es un mes muy hábil para redireccionar proyectos. El Marbella recibe esta tarde por segunda semana consecutiva a un rival en puestos de descenso. Tras no pasar del empate sin goles a domicilio contra el ‘farolillo rojo’, el Sanluqueño, visita el Municipal el tercero por la cola, el Extremadura. Los costasoleños mantienen la segunda plaza pese a la mala racha que arrastra: solamente dos puntos de los últimos quince en juego. Los dos empates recientes han amortiguado la caída libre de tres derrotas consecutivas, pero para mantener la segunda posición es imprescindible recobrar crédito sumando por fin tres puntos.

La afición marbellera no celebra una victoria en casa desde el 16 de octubre. Fue contra el Melilla por 1-0, un duelo que jugaron con superioridad numérica desde la primera parte. Más de un mes ha transcurrido desde el último triunfo del equipo contra el Granada B a domicilio y la paciencia tiene un límite. Esta jornada el Marbella podría coliderar el grupo IV de Segunda B, sin embargo también tiene opciones de quedarse fuera de las cuatro plazas de promoción de ascenso por primera vez desde que arrancara la Liga hace quince jornadas. La clasificación está apretada por arriba, y del segundo al quinto solo hay dos puntos de distancia.

Durante la semana la plantilla se ha rearmado con la presencia de jugadores clave. Regresan tras cumplir sanción Carlos Julio y Lolo, fundamentales en el carril derecho y en el centro del campo. Andrés Sánchez, uno de los jugadores con mayor peso, carisma y experiencia regresan a la convocatoria. Altas que ayudarán al equipo a compensar las ausencias del centrocampista Damián Petcoff y el delantero Chaco. Especialmente sensible es la baja del ariete por las condiciones que se esperan para el duelo. La lluvia, y lo pesado que se espera el terreno de juego, favorece al juego directo, en el que Chaco se desenvuelve con mayor comodidad que su sustituto natural, el serbio Despotovic.

Sin duda las novedades más destacadas en el equipo son dos ausentes de larga duración por distintos motivos. Okoye vuelve al equipo después de dos meses muy duros para el nigeriano y su familia. Superadas las trabas burocráticas que el club no pudo cerrar desde su fichaje, el extremo entra en convocatoria con ilusión, pero con una evidente falta de ritmo. Esta semana ha disputado 45 minutos en un amistoso con el juvenil ante un conjunto noruego. Suficiente para que el entrenador le incluya en la lista más como impulso moral que por necesidad. «Se le ha visto alegre pero le falta bastante físicamente. Nos puede aportar algo más y a la grada también. Solo ha conocido el equipo con las victorias y se ha ido. Más te diría de cara a lo anímico y al grupo», comentó el técnico, Mehdi Nafti.

Precisamente el entrenador franco-tunecino es la principal noticia positiva para al equipo. Vuelve al banquillo después de ocho partidos de castigo, la sanción más dura para un técnico en la historia del Marbella. «Ni me acuerdo como era un banquillo. Se me ha hecho muy pesado y tengo muchísimas ganas de volver a estar cerca de mis jugadores», sentenció.

Por su parte, el rival del conjunto marbellí, el Extremadura pasa por un mal momento clasificatorio, pero es toda una amenaza a domicilio: ha sumado siete de los últimos nueve puntos fuera de su estadio.