Diario Sur

El Marbella entra en racha negativa

El Marbella entra en racha negativa
  • Una acción desgraciada de Guille Lara concede la tercera derrota consecutiva

Si ayer el empate hubise sido el resultado final en la Nueva Condomina, nadie se habría extrañado, pues los dos equipos hicieron poco para merecer el gol. Quizás el Real Murcia domino más, pero el Marbella apenas paso apuros, controló el partido y además lo llevó hacia donde quiso. Solo la mala suerte de Guille Lara en una acción desafortunada dio ese plus al equipo grana para llevarse el partido. El Marbella, cuando quiso reaccionar, ya no pudo. Los andaluces seguirán de líderes, pero las posiciones en la parte alta se comprimen.

El Real Murcia salió dispuesto a llevar el mando en el juego, Diego Benito manejaba el centro del campo grana, mientras que los marbellíes, con un claro 4-1-4-1, conseguían cortocircuitar la conexión entre la media y la delantera local. Los primeros minutos el equipo de Paco García, que volvía a los banquillos después de cuatro partidos de sanción, dominaban pero únicamente llegaban en fallos individuales del argentino Nico, que muy nervioso falló en dos despejes al principioy dejó el cuero a un Borjas Martín que no supo materializar.

El delantero canario del Murcia estaba en todas, a los dos minutos desaprovechó una asistencia de Titi, mandando el balón fuera por poco. Al Marbella le costaba dar dos pases consecutivos y terminaba con la solución del envío largo, buscando a un Despotovic muy solo arriba. Joseba intentaba subir el balón, pero era mucho recorrido, demasiada conducción para intentar descolocar a la defensa del Murcia, que además de mostrarse segura tenía las ayudas de Armando y Diego Benito. Adri Cruz ponía a prueba a Guille Lara y este respondía seguro.

El Marbella, después de aguantar bien los primeros quince minutos, comenzó a estirarse y a querer más el balón. Sobre todo, a madurar más las jugadas. El partido había entrado en una fase donde los minutos se consumían en la línea de medios, y en una salida rápida de Diego, con llegada a la frontal del área y disparo cruzado, tuvo que intervenir Diego Rivas para desviar. El cuero llegó a Carlos Julio, que la puso al área y Despotovic remató fuera. El Murcia volvió a tomar el mando, era un dominio poco eficaz y con escasas oportunidades, con mucho pase en horizontal y apenas acercamientos a ninguna portería. Es verdad que el Marbella apenas pasó apuros, pero no es menos cierto que tampoco los creó.

Continuidad

Tuvo continuidad el segundo acto en las intenciones de unos y otros. El líder no quería perder y esperaba que algún error defensivo del Murcia lo penalizase. Por su parte, el equipo local volvía a tener el dominio, pero la distancia entre las líneas y las imprecisiones en las entregas le creaban problemas. El Murcia se fue definitivamente a por la victoria con los cambios, pero más que madurar la jugada del gol este llegó en el minuto 68 en un fallo de Guille Lara al enviar el esférico a un compañero. Le llegó a Diego Benito, que se metió en el área y asistió a Germán. El canario amagó y cayéndose golpeó el cuero que, tras dar en el larguero, se coló en la meta.

El partido cambiaba totalmente con el tanto. El técnico visitante, Mehdi Nafti, dio entrada a Chaco y a Niko, y la guerra ahora sí que se desató. El Real Murcia trató de aguantar atrás y esto lo aprovechó el Marbella para irse al ataque ante un rival que paraba el juego con faltas. Diego Benito vio la segunda amarilla en el 82. Lo intentó el Marbella, pero el marcador ya no se movió. Tercera derrota del Marbella.