Diario Sur

El Marbella quiere la octava victoria consecutiva sin distracciones

Beitia hace un cambio de orientación.
Beitia hace un cambio de orientación. / J.R.
  • El líder se abstrae de los halagos por su racha histórica para salvar un complejo choque contra el Lorca

Nadie está dispuesto a despertar del sueño. Ni el presidente, ni los aficionados, ni la prensa quieren dejar de vivir el mejor momento del Marbella desde su fundación en 1997. Las siete victorias seguidas desde el arranque liguero, superando todas las expectativas y jugando con récords europeos de triunfos consecutivos, se convierten en una espada de Damocles. La plantilla es consciente que todo lo obtenido se puede perder de golpe si no se centran exclusivamente en vencer este domingo a un incómodo Lorca que ya ha tumbado a dos aspirantes a ‘play off’ de ascenso como Cartagena y Melilla. El choque se presenta como el más incierto para el cuadro marbellí. Su trayectoria es intachable, pero el rival también juega. El Lorca se refundó este verano después de que el empresario chino Xu Gembao comprara las acciones del entonces La Hoya para crear el Lorca Fútbol Club S.A.D.

El Marbella viajó ayer a Murcia con 19 futbolistas y bajas sensibles. Tras marcar en su regreso la pasada jornada, el capitán Añón volvió a resentirse de problemas musculares y se ha quedado en la Costa del Sol recuperándose. El otro marbellí de la plantilla, Marcos Ruiz, ya acumula tres semanas fuera por problemas en la rodilla que no acaba de superar. Sorprende que pese a la fractura del menisco de la pierna derecha de Lolo, ha entrado en la lista. El lateral Carlos Julio se pierde el encuentro por acudir a la llamada de la selección de República Dominicana. Por motivos personales, el nigeriano Okoye sigue con permiso del club en su país natal. La gran novedad es que en la expedición viaja el juvenil Víctor Estébanez, un centrocampista creativo de proyección. Como titular se perfila el francés David Alcibiade en el flanco izquierdo de la defensa. Con la duda de si podrá jugar infiltrado Lolo, lo natural es que Graxa vuelva al once inicial. El resto del centro del campo puede repetir con Petcoff, Beitia, Goti y Kike Márquez. En punta, Despotovic está preparado para regresar si el cuerpo técnico sigue con sus rotaciones.

El entrenador del Marbella Mehdi Nafti deberá ver el partido desde la grada después de ser sancionado con cuatro partidos. El comité de competición entendió que Nafti incurrió en coacciones y amenazas tras espetar al colegiado melillense Ahmed Samir lo que aseguró fue una broma. «Eso es falta o tarjeta, pero me meten ese gol y os juro que os mato». El árbitro también recogió en el acta que Nafti fue a disculparse.

Al Marbella se le da bien el Lorca. La temporada pasada venció a domicilio 1-3 y en el último encuentro de Liga en el Municipal empataron a uno para certificar la permanencia. Los murcianos han logrado victorias de mérito contra Melilla y Cartagena, pero han perdido sus dos últimos enfrentamientos como locales.