Diario Sur

El Marbella sigue infalible

El Marbella sigue infalible
/ Optasports
  • Un nuevo gol de Kike Márquez, que ha visto puerta todas las jornadas, otorga el cuarto triunfo liguero en otras tantas citas

Triunfo importante y muy trabajado del Marbella en el difícil campo del Atlético Mancha Real. El equipo malagueño tuvo que ponerse el mono de trabajo para superar y ganar tres puntos en un partido en el que empezó adelantándose en el marcador, pero en el que tuvo también que reponerse tras el tanto del empate. La victoria permite mantener el liderato, ya en solitario tras la derrota del Cartagena en El Ejido.

El comienzo del partido estuvo marcado por el ímpetu marbellí, que desde el primer minuto dejó claro que su objetivo era la victoria. El conjunto local se le notó nervioso en el inicio y con algunos desajustes. Tras varios avisos para el cuadro malagueño, llegó el primer tanto. Se jugaba el minuto 12 cuando Joseba Beitia cogió un balón en la frontal del área para inventarse un disparo raso, ajustado al palo derecho de la portería defendida por Emilio. El Portero mancharealeño poco pudo hacer para evitarlo.

Tras el gol el Mancha Real lo quiso intentar, pero la calidad del Mabella ponía el miedo en las gradas del Municipal. Los visitantes se plantaron en dos ocasiones ante el meta Emilio, pero la falta de acierto impidió ampliar diferencias para el conjunto entrenado por Mehdi Nafti. Chaco y Kike Márquez desperdiciaron sendos ‘mano a mano’ con el portero. Quien perdona luego se acuerda, y esta vez volvió a suceder. El Atlético Mancha Real, pocos minutos después de la media hora de partido, consiguió el empate a uno por mediación de Airam, de fuerte disparo en volea desde la frontal. Tras el gol del Mancha Real el partido se equilibró más pero fueron pasando los minutos hasta alcanzar el descanso con el que se llegó con el resultado de empate a uno.

En la segunda mitad hubo mayor presencia atacante del Marbella. Kike Márquez y Chaco se compenetraban bien y mostraban siempre sensación de peligro ante un Mancha Real ordenado y que trataba de salir rápido para sorprender. En el minuto 51 una buena combinación por la banda derecha entre Pedro Corral y Linares acabó con un centro que a punto estuvo de rematar la delantera local. Era un aviso de que el Mancha Real defendería el empate pero sin renunciar a la victoria. Con esa precaución el Marbella siguió intentándolo.

Penalti y roja

Sin embargo, cuando el partido parecía más igualado llegó la jugada que marcó el partido. Fue en el minuto 54, cuando una dudosa acción en el interior del área acabó con la señalización del penalti favorable al Marbella por un posible agarrón y la expulsión de Linares. El colegiado tuvo que consultar con su asistente para confirmar la pena máxima que, tres minutos después, ejecutó Kike Márquez, que ha sido capaz de marcar en las cuatro jornadas ligueras.

Quedaba media hora para el final y el Marbella parecía ya encarrilar definitivamente el encuentro. El Mancha Real no dio el partido por perdido y, a pesar de jugar en inferioridad, dominó en muchas fases de esta recta final y disfrutó de alguna ocasión clara para empatar. El Marbella nunca se descompuso y defendió bien la renta. El Mancha Real lo intentó pero con más corazón que cabeza, aunque al final el 1-2 ya sería definitivo. Al final victoria importante del Marbella que lo deja líder en solitario, con pleno de puntos en un proyecto que podía plantear dudas ante la multitud de cambios en la plantilla.