El Malagueño remonta ante el Torremolinos y vuelve al liderato

El lateral malaguista Iván, en un salto con un rival. :: álvaro cabrera

EMILIO MORALES

málaga. El Atlético Malagueño venía de su primer traspié, en uno de los momentos que marcan el rumbo de una temporada. Hay que saber gestionar la ansiedad y los nervios para volver a la buena senda. El principio del partido no hacía presagiar que todo fuese un camino de rosas. De hecho, fue el Juventud de Torremolinos quien se adelantó en el marcador tras un error del portero local, Samu Casado, y dio de esta manera un toque inesperado al derbi: había que remontar para evitar la segunda derrota consecutiva.

Manos a la obra. Los blanquiazules no podían permitirse que los tres puntos se esfumaran de nuevo, y el público reaccionó alentando a sus jugadores. En la segunda parte, el técnico del filial, Manel Ruano, cambió sus cartas y dio salida a Jaime Moreno y Santi. Fue el primero de ellos el que logró el empate tras rematar un pase de Iván en el minuto 70.

Luego llegó el momento de Jack Harper, que apareció cuando su equipo más lo necesitaba. El primero fue escorado en una jugada en la que consiguió ver el único hueco para enviar el esférico al fondo de las mallas rivales con un disparo de rosca imposible para el portero visitante. El Malagueño respiraba tras su remontada, pero aún quedaba el gol de la tranquilidad, que volvió a a marcarlo el delantero español -pese a su ascendencia británica-, con un buen remate que significó la vuelta al liderato.

Fotos

Vídeos