Mijas entra en la historia del olimpismo con Regino Hernández

Regino Hernández, el pasado mes de diciembre en el castillo de Sohail./M. R.
Regino Hernández, el pasado mes de diciembre en el castillo de Sohail. / M. R.

Se crió desde que tenía un año en la localidad por los negocios de sus padres

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

Mijas ha sido cuna recientemente de dos deportistas olímpicos, la nadadora Duane Rocha y el jinete de doma Martín Dockx, pero a la postre quien pasará a la historia y hará internacional el nombre de la localidad es el ‘rider’ Regino Hernández, nacido en Ceuta en julio de 1991, pero desde que cumplió un año en la localidad costasoleña. Sus padres, Regino Hernández (también) y África Martín, eran empresarios dedicados a la venta de material deportivo de prácticas tan variadas como el esquí, el snowboard, el windsurf o el skate, y de casta le vino al galgo. En sus primeros años de vida conoció la nieve en Sierra Nevada, y ya con cinco años sus progenitores lograron una equipación para él adaptada a su edad para la práctica del snowboard, algo muy difícil en ese momento.

«Todas las marcas le regalaban cosas, porque era muy divertido verlo tan pequeño en las pistas», recuerdan sus padres, y ponen el ejemplo concreto de que su hijo Regino aprendió a deslizarse sobre la tabla antes que colorear. Casi todos los 'riders' de éxito proceden del ‘freeestyle’. El snowboard no fue olímpico desde Nagano 1998, pero en concreto el ‘boarder cross’ se estrenó en Turín 2006. Para entonces el medallista malagueño ya tenía 14 años y su buen hacer no tardó en ser tenido en cuenta por la Federación Española de Deportes de Invierno. Junto al guipuzcoano Lucas Eguibar y el cántabro Laro Herrero, entró en un grupo de tecnificación a las órdenes de Israel Planas, con numerosas concentraciones y un calendario competitivo por las pruebas de la Copa del Mundo.

Con sólo 26 años, para Regino era su tercera participación olímpica, todo un logro. En los Juegos de Vancouver (Canadá) de 2010 se convirtió en el primer malagueño presente en una cita de esta importancia y el más joven de la expedición española, con 17. Entonces ocupó el puesto 31º y una caída, desenlace muy frecuente en el snowboard cross, le lastró. En Sochi 2014 (Rusia) mejoró y fue vigésimo primero. También se quedó con un sabor agridulce, porque se veía para algo más. Entre medias, en marzo de 2011 fue oro júnior en el Mundial de Valmalenco (Italia), lo que confirmaba su enorme proyección.

Los resultados, en una prueba tan abierta como el ‘boarder cross’, fueron llegando, como un tercer puesto en la Copa del Mundo de La Molina (en los Pirineos, en España) en 2014 o el subcampeonato por parejas, junto a Lucas Eguibar, en el Mundial de Sierra Nevada de 2015. Esta modalidad le ha seguido dando éxitos al mijeño, que ha sido campeón en Montafon (Austria) en 2017 y este año en la prueba de la Copa del Mundo. Precisamente Eguibar (subcampeón del mundo individual en 2015) siempre fue el referente en el trío de ‘riders’ españoles, pero a la postre el primer podio olímpico ha sido para Regino, que sufrió justo después de la prueba de Sierra Nevada un duro varapalo, la muerte por un infarto cerebral de Israel Planas, su mentor.

Para él y a otro amigo, el ‘rider’ Ángel Moreno, fuengiroleño que perdió la vida a los 24 años en Sierra Nevada, fue el recuerdo de Regino Hernández tras su hazaña de hoy. «Era, después de mis padres y mi familia, el que más me ha apoyado», recuerda el mijeño sobre Moreno. «Me ha cambiado la forma de ver la vida. Te hace pensar que para qué me voy a preocupar por cualquier tontería del día a día. Nos hundimos por lo que sea habiendo gente a la que le pasan cosas así y peores», añade.

Regino Hernández prometió también cortarse su amplia barba si lograba medalla. Ahora le toca cumplir la promesa. Lo cierto es que por sus declaraciones antes de la cita en el circuito Phoenix Park de Pyeongchang (Corea de Sur), se veía realmente con opciones de ganar algo, dado su estado de forma reciente. «Estos Juegos ya no me pillan por sorpresa, como los primeros. Estamos preparados y, siendo realistas, tenemos nivel para conseguirlo», declaró antes de competir. No ha sido un órdago. Además, no se ha resentido de una fractura de muñeca que le tuvo varios meses de baja.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos