HAMILTON RECORTA DISTANCIAS

ENRIQUE GLÜCKMANN

Tras el parón veraniego, el Mundial de Fórmula 1 inició su segunda mitad de temporada con el Gran Premio de Bélgica, en Spa, el más largo del campeonato y un trazado que es el preferido de todos los pilotos. Hamilton dominó la carrera desde que se apago el semáforo de salida, tras hacerse con la 'pole' número 68 de su carrera, con lo que empató con Michael Schumacher, pero es cierto que Ferrari ha dado un gran paso adelante y se sitúa cada vez mas cerca de Mercedes. Aun así, sigo pensando que los coches alemanes aún tienen una pequeña ventaja que sólo sacan cuando se ven con el agua al cuello, como sucedió el domingo, y mas en un circuito de las características del de Spa.

Vettel exprimió todo lo que su Ferrari le dio y logró terminar a sólo un segundo del inglés, pero también es cierto que los segundos pilotos de ambas formaciones siguen sin estar a tono con el coche que llevan. Tanto el recién renovado Raikkonen como Bottas demuestran con demasiada frecuencia que no están a la altura de las necesidades de sus escuderías para sumar puntos y hacerse con el campeonato de constructores, una pena cuando vemos a un Fernando Alonso pletórico de facultades arrastrándose por los circuitos con un vergonzoso motor Honda, que ni gana competitividad, ni fiabilidad conforme avanza la tercera temporada desde su llegada. En esta ocasión, un nuevo abandono. No quiero ni pensar que debe de estar pasando en los despachos de la sede de Honda en Japón, pues para el gigante japonés, supone un varapalo para su orgullo y prestigio muy difícil de encajar. Alonso debe decir pronto a dónde irá, pero con el resultado del domingo quedarse en McLaren-Honda no parece que sea su primera elección. Sin embargo, la renovación de los dos pilotos de Ferrari y el veto de Hamilton al español hace que los asientos libres se reduzcan a Renault y Williams. Los franceses suponen otra aventura desconocida a medio plazo, y el equipo inglés no esta en situación de darle un coche ganador como el español quiere. Si a ello le sumamos que Porsche deja el Mundial de Resistencia a final de año para pasarse a la Fórmula E (eléctrica), pocas opciones, por no decir ninguna, le quedan. Una verdadera lástima malgastar un talento de su categoría.

Si en Honda la palabra más en boga es 'ridículo', en Force India es 'desastre'. De nuevo sus dos pilotos vuelven a chocar entre ellos y desperdician una magnífica posibilidad de anotarse unos puntos, que se traducen en dólares, y que serán cruciales para su supervivencia a final de año. El director técnico tiene mucho trabajo tratando de hacer ver a sus pilotos que corren para competir libremente, pero que están dentro de la estructura de un equipo que al final es al que se deben. Con su comportamiento en pista están jugando con fuego, tanto el mexicano Pérez como el francés Ocon. Corren el riesgo de quedarse sin asiento para el año próximo.

Y Carlos Sainz, de nuevo genial en un circuito donde su coche se adapta mal, hizo una carrera sin cometer errores y acabó de nuevo en los puntos. El interés de Renault por el madrileño está mas que justificado. ¡Hasta Italia!

Fotos

Vídeos