HAMILTON, A LA PRIMERA

ENRIQUE GLÜCKMANN

El gran premio con mejor ambiente de la temporada, como ha sido declarado por la prensa especializada la carrera de México, era el primer 'match ball' de Hamilton para hacerse con el titulo. Y aunque no como le hubiera gustado hacerlo, se hizo a la primera con él.

Bien es verdad que Vettel volvió a fallar en la salida y arruinó sus remotas posibilidades de hacerse con el campeonato, pero también arruino la carrera de Hamilton, que sólo pudo acabar noveno, suficiente para proclamarse campeón del mundo por cuarta vez, entrando en el selecto club de aquellos que han ganada cuatro o más títulos, como Schumacher, Fangio, Prost y Vettel.

Para mí Ferrari ha regalado el título a Hamilton, primero con los errores de un nervioso Vettel en Singapur y México, todo ello ayudado por la falta de fiabilidad de los coches italianos tras el parón veraniego. Es verdad que los coches del 'cavallino rampante' mejoraron mucho, llegando a superar a Mercedes en determinados circuitos, pero también es cierto que la fiabilidad de los coches alemanes ha sido total. Han ganado cuando tenían el mejor coche y han puntuado cuando no lo tenían. Pero con la ayuda de Red Bull podrían haber alargado el campeonato hasta la última cita en Abu Dabi.

Fantástica la carrera de Verstappen. El holandés no se achica ante nada y ante nadie, y en la salida, con una maniobra magistral, se impuso a Vettel, haciéndole cometer el error que arruinó la carrera de Hamilton y la suya propia. El joven piloto hizo un gran premio perfecto y si Renault sigue evolucionando sus motores, el próximo año puede estar luchando por el título desde la primera carrera. Eso sí, los motores franceses deberán mejorar su fiabilidad, pues en esta prueba sólo el ganador se escapó de la debacle de abandonos por avería que la marca del rombo no ha sabido aún explicar.

Bonita la lucha que mantuvo Alonso con Hamilton. El inglés tomó más riesgos de los necesarios, habida cuenta de que sólo debía puntuar, pero no dudó ni un solo momento en enfrascarse en una lucha con el español para derrotarlo en pista y que puede ser premonitoria de lo que podemos ver la próxima temporada; es decir, si el McLaren-Renault es tan bueno como parece ser a nivel de chasis.

Gran carrera de Force India, colocando a sus dos pilotos de nuevo en quinta y séptima posición, que junto al sexto puesto del canadiense Stroll con un Williams está suponiendo el revulsivo de ver caras nuevas en los primeros puestos. Una situación que nos gusta, pues hay muchas caras rancias en la parrilla, que deberían pensar en dejar asientos libres para la nueva generación de pilotos que está llegando.

Sainz en esta ocasión quedó inédito. Un pinchazo en la primera vuelta, tras una buena salida, lo obligó a entrar en 'boxes' y perder todas las opciones, retirándose posteriormente por problemas en la dirección, que me suenan más a no querer castigar su motor con vistas a tratar de no penalizar en los dos últimos grandes premios.

Y ya que hablamos de penalizaciones, de nuevo la parrilla de salida estuvo adulterada con las mismas. ¿Para cuándo la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) penalizará a los equipos, en vez de a los pilotos por problemas mecánicos, privando de esta forma a los espectadores de ver el espectáculo por el que han pagado?

Hasta Brasil.

Fotos

Vídeos