Las 'guerreras' hacen los deberes contra Angola en su debut en el Mundial

EFE

madrid. Las 'guerreras' cumplieron con los deberes y dieron un paso fundamental para estar en los octavos de final, tras imponerse ayer por 28-24 a Angola, en el estreno en el Mundial de Alemania. Una victoria que el renovado conjunto español, que presenta en sus filas seis debutantes en una gran competición internacional, no comenzó a cimentar hasta que logró controlar los movimientos de la imponente pivote angoleña Albertina Kassoma.

0

0

Amparada en su impresionante físico, la pivote angoleña concitó todas las atenciones de la defensa española, una circunstancia que permitió a la primera línea africana gozar de los espacios necesarios para aprovechar su lanzamiento exterior.

España
Navarro; Carmen Martín (9, 4p), Almudena Rodríguez (3), Núñez, Lara González (1), Cabral (6, 1p) y González de Garibay (1) -equipo inicial-, Zoqbi (ps), Arderius, Chávez (1), Jennifer Gutiérrez, Etxeberria, Paula García, Pena (5, 1p), Mireya González y Musons (2).
Angola
Branco; Kamalandua (2), Machado (3), Guialo (5), Cazanga (7), Dos Santos (1) y Kassoma -equipo inicial-, Marta Alberto (ps), Nenganga, Da Silva, Paulino (1), Silva, Paulo, Oliveira, Danila Carlos (5, 1p) y Peres.
Parciales
3-2, 6-4, 9-8, 13-9, 15-11 y 15-13 (descanso), 17-16, 18-16, 20-16, 24-19, 25-21 y 28-24.
Árbitros
Pavicevic y Raznatovic (montenegrinos). Excluyeron por dos minutos a Núñez (2), Cabral (2), Mireya González y Lara González, por España; y a Machado, Cazanga (2) y Dos Santos, por Angola.
Cancha
Encuentro correspondiente a la primera jornada del grupo A del Mundial femenino de balonmano de Alemania 2017, en el Arena de Trier.

Esta circunstancia supo explotarla especialmente la lateral izquierda Magda Cazanga, que se convirtió en todo momento en un enigma irresoluble para el equipo español, como confirman los seis tantos que firmó la angoleña en el primer tiempo. El problema obligó a reaccionar al banquillo español, que tuvo que recurrir a los centímetros de Eli Chávez, el «techo» de la selección, para controlar definitivamente las circulaciones de Kassoma, mucho más peligrosa por su movimientos que por su poderío goleador. La pivote del Rincón Fertilidad Paula García entró en las rotaciones de Viver.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos