Woods se hunde más allá del puesto mil del 'ranking'

Woods suma cuatro temporadas de bajadas continuas en la clasificación mundial. :: sur
Woods suma cuatro temporadas de bajadas continuas en la clasificación mundial. :: sur

El exnúmero uno del mundo, ganador de catorce grandes, no acaba de superar sus problemas físicos y sus vaivenes personales

ALBERTO GÓMEZ MÁLAGA.

El estadounidense Tiger Woods, exnúmero uno del mundo, con 14 títulos en torneos de Grand Slam, aparece por primera vez en su carrera más allá del puesto número mil del escalafón mundial de la PGA, exactamente en el lugar 1005, después de los últimos dos años interrumpidos por lesiones. Woods, de 41 años, ha sido operado en la espalda cuatro veces desde el 2014, la última a finales de abril pasado. Como resultado de esta operación, se le prescribió el ansiolítico Xanax, utilizado en particular para tratar trastornos de ansiedad. El 29 de mayo fue encontrado dormido al volante de su coche con las luces y el motor encendidos, al costado de una carretera que conduce a Júpiter, en Florida, donde vive.

Alejado de los campos durante quince meses de 2015 y 2016 por esta afección, intentó volver al circuito profesional a finales de 2016 y principios de 2017, pero tuvo que terminar su temporada tras sólo dos competiciones debido a los dolores de espalda. En las dos últimas temporadas, Woods, exnúmero uno del mundo con un récord de 683 semanas, sólo terminó una vez en el 'top 20' en los pocos torneos que ha jugado.

El que ha sido durante las dos últimas décadas la indiscutible primera espada del golf mundial ha dicho adiós prematuramente a los últimos torneos disputados. Son ya dos años los que Woods lleva sin terminar un torneo entre los diez primeros, y el que antaño liderara el 'ranking' mundial durante cientos de semanas ahora vaga sin rumbo por los fondos de esa clasificación. Durante dos décadas dominó los grandes y parecía que alcanzaría rápidamente, con cuatro victorias más, el récord de 18 'majors' de Jack Nicklaus, pero ahora es incapaz de superar el corte en los torneos del Grand Slam, una caída libre agravada por las lesiones que parece no tener fin y que lo ha alejado de las quinielas que antes casi monopolizaba.

En 2015 salió del 'top 100' de la lista por primera vez desde el 29 de septiembre de 1996, y desde entonces no ha hecho más que seguir bajando en el 'ranking'. Cuando tenía 20 años estaba en la posición 225, pero a la siguiente semana venció en Las Vegas y sumó la primera victoria de las 79 de su carrera profesional. En aquellos tiempos, la figura de Tiger era la de un chico incipiente que quería comerse el mundo. Ahora ha cambiado. Y aunque a veces las clasificaciones no son del todo indicativas, en este caso su caída es un fiel reflejo de la realidad. A sus 41 años, Tiger lleva sin ganar desde agosto de 2013 y su juego está desorientado.

«Es frustrante no ser capaz de ganar torneos», ha llegado a decir el exnúmero uno del mundo: «Sé que sólo necesito un par de golpes aquí y allá para cambiar el rumbo». El tiempo dirá si Woods vuelve o no.

Más

Fotos

Vídeos