Valderrama se rinde ante Sergio García, líder en solitario

Sergio García, durante el Valderrama Andalucía Masters. /EFE
Sergio García, durante el Valderrama Andalucía Masters. / EFE

El Andalucía Masters sella su idilio con el jugador español, nombrado miembro vitalicio del Circuito Europeo. El jugador 'responde' recuperando el liderato

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

El Valderrama Andalucía Masters se ha convertido en un improvisado pero justo homenaje a Sergio García, vigente ganador en Augusta. El jugador español, durante años a la sombra de Ballesteros y Olazabal, ha sido nombrado miembro vitalicio del Circuito Europeo en reconocimiento a su trayectoria, coronada con su primer ‘major’ y la chaqueta verde felizmente conquistada en abril. García, que atesora en su vitrina más de una treintena de títulos, recibió el galardón de manos del director general del European Tour, Keith Pelley, que recordó que «todo el mundo del golf se alegró por su victoria en Augusta». No fue la única sorpresa para el de Borriol, distinguido también como socio de honor del Real Club Valderrama, donde estos días se disputa el torneo andaluz.

Lejos de abrumarse entre tanto reconocimiento, García ha respondido cómo mejor sabe hacerlo, en el campo, recuperando el liderato del Andalucía Masters al entregar una tarjeta de 68 golpes, tres bajo par, para un resultado general de ocho bajo par, un impacto por delante de Daniel Brooks, segundo clasificado de la tabla provisional tras firmar la mejor ronda del torneo (-7). El golfista español, que no ha abandonado los primeros puestos durante toda la semana, ha anotado seis ‘birdies’ por tres ‘bogeys’ para poner en valor su doble condición de anfitrión de la mano de su fundación, dedicada a la integración social y deportiva de menores en riesgo de exclusión, y de ídolo local, carne de 'selfie' estos días en el club gaditano.

Todavía con la dulce aureola que desprende su triunfo en Augusta, Sergio García ha dado un golpe definitivo en la mesa con su actuación en Valderrama, con independencia de lo que ocurra mañana en la jornada final. La extraordinaria irrupción en el olimpo del golf mundial de su compatriota Jon Rahm, número cinco del mundo y quince años más joven, ha generado una oleada de comentarios sobre el relevo generacional en el liderazgo de la ‘Armada’, ocupado en solitario por García durante los últimos años. Pero al golfista castellonense le queda cuerda para rato. Ya lo demostró en el Masters de las «Angustias», como define el icónico trazado de Georgia su amigo Miguel Ángel Jiménez, ausente esta semana en Valderrama por sus compromisos con el circuito sénior, y ahora vuelve a exhibir su buen estado de forma en casa, en un recorrido que conoce bien y de donde salió victorioso hace seis años.

En cuanto al resto de españoles, ni Pablo Larrazábal (+2) ni Alejandro Cañizares (+4) han aprovechado las trabajadas posibilidades que obtuvieron durante las dos primeras vueltas para asaltar los puestos más altos de la clasificación. El catalán no ha conseguido enderezar su ‘drive’ y se sitúa en decimoquinta plaza, mientras que el jugador malagueño saldrá mañana fuera del ‘top 40’ de la tabla tras una mala jornada marcada por cuatro ‘bogeys’. Adrián Otaegui, tercer español mejor clasificado hasta ahora, y Jorge Campillo han acabado con uno sobre par. Pep Anglés y Carlos Pigem presentaron sendas tarjetas de 74 golpes, tres sobre par.

«El campo exige mucho y puede darte un bofetón»

Pese a salir como líder en solitario hoy, Sergio García no quiere cargar con más presión de la necesaria: «Sería increíble conseguir otra victoria en España, pero aún queda un día muy largo, no podemos precipitarnos. Espero descansar bien, estar listo para mañana y a ver qué pasa». El de Borriol conoce los vericuetos de Valderrama, un campo «que exige mucho y cuando crees que lo tienes controlado te pega un bofetón». Consciente de que la distancia con los siguientes clasificados es mínima, García vaticina una última ronda apretada: «Tal como está el campo se puede sacar un buen resultado, pero todo tiene que salirte bien. Hay que estar fino en todo momento, si fallas un par de golpes has de tener suerte y encontrar un hueco o un buen ‘lie’ en el ‘rough’. No es fácil». El ganador de Augusta sabe que la clave para mantener la primera posición de la tabla estará en tener «mucha paciencia y esperar que salga todo bien».

Fotos

Vídeos