COSTA DEL GOLF

Una temporada redonda

García, con la chaqueta verde que lo acredita como ganador del Masters de Augusta, su primer 'major' tras más de setenta intentos. :: sur
/
García, con la chaqueta verde que lo acredita como ganador del Masters de Augusta, su primer 'major' tras más de setenta intentos. :: sur

Sergio García culmina doce meses brillantes con el premio al mejor jugador europeo del año

ALBERTO GÓMEZ

málaga. Sergio García, vigente campeón del Masters de Augusta, ha sido nombrado Jugador del Año Hilton del Circuito Europeo, galardón que recibe por primera vez en su carrera. El castellonense ha disfrutado de la mejor temporada de su trayectoria; ha conquistado tres títulos, incluido su primer grande al imponerse en abril en el Augusta National tras desempatar con su amigo y compañero de Ryder Cup Justin Rose, convirtiéndose en el tercer español en ponerse la famosa chaqueta verde y siguiendo los pasos de Severiano Ballesteros y José María Olazabal. Como un hermoso regalo, el triunfo de Sergio en Augusta coincidió con la celebración del que hubiera sido el 60 cumpleaños de su añorado Seve. En reconocimiento a sus logros este año, un panel compuesto por periodistas especializados ha nombrado a García como mejor jugador del Circuito Europeo, una distinción que en España solo había obtenido Ballesteros en 1986, 1988 y 2001.

Para Sergio García supone «un grandísimo honor y el remate a un año increíble dentro y fuera del campo que jamás olvidaré». En julio contrajo matrimonio con Angela Akins y unos meses después anunciaron que en marzo del 2018 nacerá su primer hijo, una niña: «Estoy feliz por este reconocimiento, sobre todo sabiendo que competía con compañeros de la talla de Tommy Fleetwood, Justin Rose, Tyrrell Hatton y Jon Rahm, todos ellos grandísimos jugadores que también han tenido un año excepcional. Que nosotros cinco seamos los primeros de la Carrera a Dubái demuestra la fuerza que tiene el European Tour y, en concreto, los jugadores europeos. Espero que sigamos así de cara a la Ryder Cup en París».

El año no pudo empezar de mejor manera para Sergio: en febrero logró su primer triunfo liderando de principio a fin el Omega Dubai Desert Classic. Venció por tres golpes de ventaja sobre el sueco Henrik Stenson, ganador del Open Championship y número uno de la Carrera a Dubái en 2016, a su vez sucesor del inglés Danny Willett en el Emirates Club, quien dos meses después le ponía la chaqueta verde a Sergio, que se convertía en el vigésimo sexto europeo en ganar un grande y cumplía las expectativas que había suscitado al terminar segundo detrás de Tiger Woods en el US PGA en 1999, cuando recibió el premio Sir Henry Cotton al Debutante del Año.

Para García supone «el remate a un año increíble dentro y fuera del campo que jamás olvidaré» Con su triunfo en Augusta, el español se convirtió en el vigésimo sexto europeo en ganar un 'grande'

García ganó su primer Grande tras 74 intentos, pero antes había demostrado con creces su inmenso talento al sumar nada menos que 22 'top ten'. La espera valió la pena: Sergio y Justin protagonizaron un final imborrable que pasará a la historia del deporte. Al acabar la tercera vuelta lideraban empatados y la lucha por el triunfo se decidió en desempate tras 18 hoyos sublimes, en los que volvieron a terminar igualados con 69 golpes. Después de varios años de sufrimiento, por fin llegaba la hora de Sergio: metió un 'putt' de cuatro metros para 'birdie' que le dio la ansiada victoria.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos