«La temporada pasada fue histórica para el golf español»

Gonzaga Escauriaza vive su tercer mandato al frente de la Real Federación Española de Golf. :: sur/
Gonzaga Escauriaza vive su tercer mandato al frente de la Real Federación Española de Golf. :: sur

Gonzaga Escauriaza. Presidente de la Real Federación Española de Golf.«Los éxitos de los jugadores profesionales nos dan alas»

ALEJANDRO DÍAZ

La Real Federación Española de golf se ha volcado para que finalmente España acogiese un torneo oficial del Circuito Europeo en categoría masculina. Gonzalo Escauriaza, su presidente, realiza un repaso a este hito, así como a los éxitos de la 'Armada' la pasada temporada.

-Finalmente, habrá Open de España. ¿Qué valoración hace?

-Estábamos trabajando en ello desde hace tiempo. El Circuito Europeo encontró una semana libre y apostó por que fuese en España. Le tienen un gran cariño y saben que este país fue número uno en el pasado, con siete torneos oficiales en un año. Es un país que les gusta mucho, también a los jugadores, a los que les encanta venir. Hicimos dos candidaturas maravillosas y estaban también sensibilizados con nuestro interés.

SUS FRASES«El Circuito Europeo sabe que España fue líder en el pasado en cuanto a la organización de torneos oficiales»«Creo que fueron 18 años sin que un español ganara un 'grande'; Sergio García se lo merecía por trayectoria»«El turismo que produce el golf es extraordinario y, en ese sentido, Andalucía hace un gran trabajo»«El que ama el golf lucha por el golf más allá de los intereses particulares que tenga cada uno»

-¿Cuál es el balance que hace de la temporada pasada para el golf español?

-Fue completamente histórico. Hablo de memoria. Creo que fueron 18 años sin que un español ganase un 'grande', que era muchísimo tiempo. La gente estaba con muchas ganas y Sergio García estuvo increíble; sinceramente, se merecía ganar un 'grande' por su trayectoria. Se consiguió y fue una alegría inmensa para toda la Federación. Y luego está la irrupción de Jon Rahm en el golf mundial, que ha sido, yo diría, que detrás de la de Tiger, no ha habido otra igual, con esa brillantez y rotundidad. Es una maravilla que tengamos tantos jugadores con la tarjeta del European Tour, dos jugadores que la han conseguido a través del Challenge; Azahara consiguió por segundo año consecutivo el Open de España; Carlota ganó en Corea. Gran trabajo también de cantera y brillando también jugadores históricos como Miguel Ángel Jiménez. Álvaro Quirós ha vuelto. En resumen, año histórico.

-¿Cómo se vertebra la carrera de un golfista en España hasta que triunfa?

-Yo te diría que todo empieza en los clubs. Son los que inician a los niños. Les llevan, les hacen sentir lo que es el golf, el amor por el deporte. Después, hay una labor más que reseñable de las federaciones autonómicas. Organizan sus torneos, les desplazan, les concentran, les cuidan, les ayudan a llevar un entrenamiento más especializado. De ahí, pasamos a la Federación Española. Hacemos concentraciones y tenemos un gran equipo de trabajo. En definitiva, se trata de un gran trabajo en el que se implican muchas personas de forma coordinada. También la familia. Vas a un torneo de alevín, benjamín, infantil y hay un ambiente indescriptible, con abuelos, padres y madres. Se trata de un triunfo de todo el mundo.

-La cantera es una garantía de que en el futuro pueda salir otro Sergio García, otro Jon Rahm...

-Exactamente. Y los éxitos de los profesionales nos dan alas, porque la gente ve que efectivamente puede salir otro Jon Rahm, otro Sergio García... Eso da mucha moral a los chavales y todo esto se puede cumplir gracias también al federado: muchos de estos grandes campeones lo son gracias a las licencias de los federados. A ellos, mi agradecimiento supremo. Todos los federados han participado de estos triunfos.

-El golf no solo es competición, también un atractivo turístico.

-El turismo que produce el golf es una cosa absolutamente extraordinaria. Es un deporte cuya contribución directa o indirecta produce un impacto de 1.200 millones de euros al año. Se valora en otros 800.000 millones otros gastos que realizan estos visitantes en la zona, como alquiler de vehículos, ir al cine, ir a los restaurantes, tomar una copa, y todo lo que hace un turista cuando se pasa una semana en un destino. Son cifras extraordinarias para un deporte. Además, es un deporte que encaja muy bien con playa. La temporada alta del turista de sol y playa es de mayo a octubre, mientras que la del golf es entre noviembre y abril, con lo cual encajan perfectamente los dos turismos. Antiguamente, muchos hoteles de la costa cerraban en octubre y no abrían hasta Semana Santa. Y ahora, los que tienen una oferta de golf propia o en la zona, no lo hacen en su mayoría. Y reivindico que esto Andalucía lo entiende muy bien, apuesta por ello y tiene mucho mérito que tengan el Open, un Masters, un Challenge. Todo mi agradecimiento a Andalucía. El resto de comunidades comienzan a entenderlo.

-Este es su tercer mandato. Le ha tocado vivir toda la crisis... ¿Cómo vive la experiencia de ser presidente en estos tiempos?

-Yo solo he conocido crisis como presidente. Llegué justo en 2008. Además, la del golf quizás ha durado un poco más. Para mí el golf lo es todo. El golf ha estado siempre presente en mi vida y me ha dado muchos amigos. Muchas experiencias. Y me sigue dando. Así que esta es mi forma de devolverle una parte de todo lo que me ha dado a lo largo de la vida. El que ama el golf lucha por el golf sin que haya intereses particulares.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos