COSTA DEL GOLF. EL PERSONAJE DEL MES

Stephen Curry se pasa al golf

La estrella de la NBA Stephen Curry, durante el torneo celebrado en California el pasado mes de agosto.
La estrella de la NBA Stephen Curry, durante el torneo celebrado en California el pasado mes de agosto. / SUR

La estrella de la NBA debuta como profesional en el torneo californiano Ellie Mae Classic

ALEJANDRO DÍAZ MÁLAGA.

Ser una estrella de la NBA es compatible con competir también en el mundo del golf, y nada menos que como profesional. Así lo demostró el base de los Golden State Warriors y dos veces MVP de la competición, Stephen Curry, que debutó en el torneo Ellie Mae Classic el pasado mes de agosto. La organización, conocedora de la afición al golf de Curry, quien ya había disputado algún torneo amateur con éxito, le invitó a participar y este no dudó en aceptar el reto.

Aunque en principio era evidente que se trataba de una acción merametne publicitaria impulsada por uno de los patrocinadores, Stephen Curry se lo tomó en serio y sorprendió a más de uno en su debut en Hayward, California, donde se disputó el torneo. No obstante, su participación tuvo también su lado cómico: su primer golpe no auguraba nada positivo: un nervioso Curry 'encestó' la bola dentro del posavasos de un 'buggy'. «Creo que soy el primer jugador que mete la bola en el carrito en su primer golpe. Estaba muy nervioso, pero después he ido sintiéndome mejor», ironizó el bicampeón de la NBA tras finalizar la primera jornada.

A pesar de ello, Curry se puso serio, tomó aire y, sin ni mucho menos llegar a ser un líder, consiguió sellar al final de la jornada una tarjeta de 74 golpes, cuatro por encima del par. Lo que sería un mal resultado para un profesional, se convirtió en un resultado más que digno para una estrella del baloncesto que, en su tiempo libre, juega al golf y debutaba en un torneo para competir entre profesionales. Tres 'birdies', cuatro 'bogeys' y un 'doble bogey' fue el resultado de su puesta en escena.

Segunda vuelta

Curry tenía complicado pasar el corte, pero no se rindió. «No sé lo que sucederá y no puedo evaluar muy bien la situación que se me presenta, pero si meto un par de putts y me fijo en lo que hace el resto, veremos hasta dónde puedo llegar», comentaba el jugador al término de su debut como golfista.

Pero no hubo remontada y en la segunda vueltas volvió a firmar una tarjeta de 74 golpes que le dejó fuera del fin de semana. Curry no dudó en calificar como «muy buena» la experiencia. Y es que se trata de un resultado más que respetable para alguien que nunca había competido con profesionales. Finalizó en el puesto 148 y dejó por detrás a cuatro golfistas profesionales.

«Fue una experiencia increíble poder jugar al lado de los mejores jugadores del mundo y comprobar lo competitivos que son y el talento que atesoran», advirtió Curry, que estuvo acompañado en todo momento por su esposa. «Para mí, poder probarme, dar algunos buenos golpes, controlar los nervios y entender lo que es competir profesionalmente, ha sido una extraordinaria experiencia», sentenció.

Más allá de la broma, la anécdota y la, sin duda, buena estrategia publicitaria, Stephen Curry se merece ser el jugador del mes. Quién sabe si este es el inicio de una carrera en el mundo del golf.

Fotos

Vídeos