COSTA DEL GOLF

Sergio García da otro golpe en la mesa y gana el Andalucía Masters

García levanta los brazos tras conquistar el Andalucía Masters, cuya victoria fue apretada por el empuje de Luiten. :: rcv
/
García levanta los brazos tras conquistar el Andalucía Masters, cuya victoria fue apretada por el empuje de Luiten. :: rcv

El castellonense, adelantado por Jon Rahm en la clasificación mundial, vuelve al 'top 10' con un insólito despliegue de solidez

ALBERTO GÓMEZ

Sergio García ha acumulado en los últimos meses tantos motivos de felicitación que en Valderrama resultaba complicado adivinar por qué le daban la enhorabuena; si por su reciente boda, por su próxima y primeriza paternidad, por la distinción como miembro vitalicio del Circuito Europeo o por su épica victoria en Augusta, cuyo eco aún endulza el paladar de los aficionados. El mes pasado, para coronar su mejor temporada, el jugador español levantó el trofeo del Andalucía Masters y sumó su tercer título del año tras Dubái y la Chaqueta Verde. Al 'Niño', apodo que recibió cuando aún era un chaval que a punto estuvo de arrebatarle un 'major' a Tiger Woods en 1999, le sienta bien la madurez de los treinta y largos.

El de Borriol llegó a Valderrama con la doble condición de anfitrión del torneo de la mano de su fundación, destinada a mejorar la vida de niños en riesgo de exclusión social, y de favorito del público, un privilegio afianzado desde el tropiezo de Jon Rahm, incapaz de pasar el corte del mágico pero traicionero recorrido gaditano. Había motivos suficientes para que la presión hiciera mella, pero esos fantasmas parecen encerrados bajo cien llaves en el cajón del pasado. En el golf, como en cualquier deporte individual, el aspecto psicológico resulta clave en el desarrollo del juego, pero el castellonense hace tiempo que se despojó de la ansiedad que agarrota las manos en los últimos hoyos. Desde una plácida estabilidad profesional y personal, Sergio García ha conseguido pasearse por los campos con la calma propia de quien ha saldado todas sus cuentas pendientes.

El último día de competición del Andalucía Masters, perteneciente al Circuito Europeo, acabó convertido en un vibrante cara a cara entre el español y Joost Luiten, inspiradísimo en varios tramos. El holandés, que en la segunda jornada había anotado un espectacular albatros, probablemente el mejor golpe visto en la historia de Valderrama, llegó a asaltar en el hoyo 15 el liderato que García había amarrado en solitario durante toda la jornada, pero un 'bogey' en el 16 y una extraordinaria reacción del castellonense ('birdie' en el 17) decantaron la balanza. Sergio acabó entregando una última tarjeta de 67 impactos para un total de doce bajo par, un golpe por delante del holandés. Saludó a su rival, agradeció el apoyó del público y sonrió. La victoria era suya, como ya ocurrió en 2011, cuando ganó la partida a Miguel Ángel Jiménez, ausente esta edición por sus compromisos con el circuito sénior.

En pocos torneos ha desplegado García una superioridad tan arrolladora como en Valderrama, no tanto por el resultado, finalmente ajustado, como por su recién estrenada actitud, que rebosa confianza y felicidad. El castellonense, pletórico, contagió su alegría durante las cuatro jornadas del torneo. El Andalucía Masters, un éxito a nivel de organización, patrocinio y juego, ha brillado tanto que la Real Federación Española de Golf debería tomar nota de sus destellos para recuperar el Open de España, anulado esta temporada, y evitar que este clásico del calendario europeo caiga en el olvido.

Por la taquilla del campeonato andaluz pasaron más de 40.000 aficionados que desde la primera jornada dejaron claro su deseo de que el trofeo se quedara en casa. Tras García y Luiten acabaron Daniel Brooks (-7), Jamie Donaldson (-5) y Wade Ormsby (-4) para completar el 'top 5' de la tabla. En cuanto al resto de españoles, finalizaron bajo par Adrián Otaegui (-1), espléndido en la última jornada pese al doble 'bogey' final, y Pablo Larrazábal (-1). Carlos Pigem, que con su actuación en Valderrama se asegura la tarjeta del Circuito Europeo, acabó con cuatro golpes sobre par, como también hicieron Jorge Campillo y el malagueño Alejandro Cañizares, único andaluz que sobrevivió al corte. Pep Anglés quedó fuera del 'top 50' al entregar un total de ocho sobre par. La 'Armada' cumplió en casa, y de qué manera, y suma ya ocho títulos profesionales esta temporada. Que siga la racha.

Fotos

Vídeos