COSTA DEL GOLF

El regreso de Tiger Woods

Tiger Woods, ex número uno mundial y gran dominador del golf en las dos últimas décadas, regresará a la competición. :: sur
/
Tiger Woods, ex número uno mundial y gran dominador del golf en las dos últimas décadas, regresará a la competición. :: sur

La estrella del golf sorprende tras anunciar su vuelta después de especular con la retirada

ALEJANDRO DÍAZ

málaga. No los especialistas ni los periodistas ni los propios médicos. Era el propio Tiger Woods el que hace tan solo un mes acaparaba todos los titulares de la prensa deportiva tras especular con que tal vez nunca más volvería a competir como profesional debido a sus problemas de espalda. Un calvario que comenzó en 2014 y que tras varias cirugías parecía no encontrar un final feliz.

Pero el que fuera hasta no hace tanto el rey del golf mundial siempre se guarda un golpe, aunque sea de efecto, y el del pasado mes de octubre fue magistral. Cuando ya nadie le esperaba, Tiger Woods anunció en su propio 'blog' que volvería a competir. Y que sería en una competición oficial. Y que además le ponía fecha: el próximo día 30, en el torneo Hero World Challenge.

Se da la casualidad de que el jugador norteamericano eligió también este mismo torneo hace justo un año para un regreso que se vio truncado por sus continuas molestias en la espalda. No en vano, el Hero World Challenge es un torneo en la que la fundación Tiger Woods participa dentro de la organización. Entonces, hace un año, se habló sobre si la presencia de 'El Tigre' no era más que una mera acción promocional.

El jugador volverá a competir en el mismo torneo al que ya regresó la pasada temporada El mes pasado publicó un vídeo en el que por primera vez completaba su particular 'swing'

No lo fue. Tiger Woods, lógicamente lejos de su mejor versión, trató de competir y continuó compitiendo durante dos torneos profesionales más hasta que en primavera, en el Dubai Dessert Classic, el jugado norteamericano sintió unos «espasmos en la espalda» que le llevaron otra vez al temido proceso de pasar por quirófano. Desde entonces, mucho se ha especulado. El propio Tiger Woods declaró a comienzos del mes pasado que su calendario era el que le dictaban sus cirujanos.

Sin embargo, fueron sus médicos quienes solo unas semanas después le dieron vía libre para seguir entrenándose. Y Tiger publicó en un vídeo en la red social Instagram donde se le veía desempolvando su 'swing' y 40.000 usuarios pulsaron 'me gusta'. Apenas unos días más tarde de aquello, sus médicos le permitían volver a competir profesionalmente. «Realmente ha progresado. Está emocionado, siente que está listo para jugar. No sé cuándo lo decidió exactamente, pero nos llamó y nos dijo 'quiero volver, estoy listo'. Y no se habría comprometido a jugar en las Bahamas si no sintiera que realmente lo está», aseguró su agente, Mark Steinberg, al diario USA Today.

Tiger Woods volverá con la mayor de las reservas. Sus médicos siempre subrayan que las cosas irán «muy despacio». Sea como sea, y tal como afirmó hace dos meses Rory McIlroy, Woods no le debe nada al golf, sino que el golf le debe todo a él. Tal vez por eso parece de justicia casi poética que sus problemas de espalda y sus lesiones no sean un obstáculo para que uno de los mejores de la historia del golf pueda decidir el cómo, el cúando y el dónde de su retirada.

Fotos

Vídeos