Nuevos cambios en las reglas de juego

Cuando un jugador tenga que aliviarse dejará caer la bola desde la altura de la rodilla. :: sur/
Cuando un jugador tenga que aliviarse dejará caer la bola desde la altura de la rodilla. :: sur

El R&A y la USGA introducen varias modificaciones técnicas que entrarán en vigor el próximo año para hacer el golf «más atractivo y accesible para los novatos»

A. GÓMEZ MÁLAGA.

El Royal & Ancient y la USGA han adelantado cuatro novedades sobre las reglas de golf que entrarán en vigor el próximo el próximo año. Son modificaciones importantes por cuanto afectan a situaciones habituales en prácticamente cualquier vuelta, ya sea profesional o 'amateur'. La primera de estas nuevas reglas establece que la altura para dropar una bola a partir del próximo 1 de enero será la rodilla. De este modo, se realiza un cambio sobre lo que inicialmente se había dispuesto y que permitía colocar la bola casi sobre el terreno de juego, a dos dedos del suelo, en lugar de soltarla desde cierta altura. La segunda modificación tiene que ver con el palo a utilizar para realizar un alivio de uno o dos palos. Se elimina la opción de poder utilizar el palo que se quiera de la bolsa, obligando a realizarlo con el más largo que lleves, a excepción del 'putter' para evitar 'el putter' escoba. Así las cosas, todos los alivios se realizarán con el 'driver', salvo que el jugador no lleve.

También elimina la penalidad por golpear dos veces de manera accidental la bola; se dé uno o más golpes durante una ejecución, sólo se contará uno. Pero la modificación más polémica reside en que, con el objetivo de aligerar el ritmo de juego, la USGA y el R&A estipulan que a partir del próximo año se podrá dropar con penalidad una bola que ha ido fuera de límites o perdida de la misma manera que si hubiera caído en un obstáculo de agua. Ya no será necesario tirar provisional ni regresar al 'tee' y se podrá dropar donde razonablemente se entiende que ha salido la bola. Se trata de una polémica que viene de largo. Durante años se ha intentado introducir esta norma a pesar de que hay muchas voces críticas que entienden que proporciona demasiada libertad de interpretación del punto por donde, por ejemplo, se ha perdido una bola, cuando a veces es imposible saberlo ni siquiera con relativa exactitud. Esta norma no se aplicará en los torneos profesionales ni en los 'amateurs' de alto nivel y será una regla local, es decir, se aplicará a elección de cada club y del comité de cada torneo. Tendrá una penalidad de dos golpes, por lo que tras el dropaje se pegará el cuarto.

Además de estas cuatro modificaciones, se recuerdan otras otras reglas básicas que cambiarán a partir del próximo año. No habrá penalidad por mover accidentalmente una bola, por ejemplo en el 'putting green' o durante el proceso de búsqueda de una bola perdida, siempre que se vea con claridad que no ha sido a propósito. Tampoco se penalizará patear con la bandera puesta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos