El golf da un golpe en la mesa

El golf genera en España millones de euros por su condición de reclamo turístico. :: sur/
El golf genera en España millones de euros por su condición de reclamo turístico. :: sur

El sector vuelve a reclamar una bajada del IVA y recuerda a Hacienda su componente turístico

ALBERTO GÓMEZ MÁLAGA.

Los campos de golf han dado un golpe sobre la mesa para denunciar sus dificultades tributarias. Representantes de la Real Federación Española de Golf (RFEG), la Real Federación Andaluza de Golf (RFGA) y la Asociación Española de Campos de Golf mantuvieron en mayo una reunión con el director general de Tributos del Ministerio de Hacienda, Alberto García Valera, y con el subdirector general en materia de IVA, Ricardo Álvarez Arroyo, con el objetivo de exponer los problemas a las que se enfrentan campos y clubes y defender una bajada impositiva para el deporte y para el uso de las instalaciones deportivas. Los representantes del sector recordaron a las autoridades que desde 2012 tributan al 21 por ciento pese al reclamo turístico que supone este deporte, los beneficios que conlleva para la sociedad y el retorno en materia de ahorro en sanidad.

Al encuentro el presidente de RFEG, Gonzaga Escauriaza; su homólogo en la RFGA, Pablo Mansilla; la presidenta de la Asociación Española de Campos de Golf, Claudia Hernández, y el presidente del Comité Comercial de Campos de la RFGA, Carlos Pitarch, quienes destacaron que la bajada del IVA constituiría una mayor competitividad en materia turística, algo que «solo puede traer un mayor volumen de negocio en el futuro y una mejora en los números del sector, que se traducirán en un aumento de los puestos de trabajo asociados al golf de forma directa o indirecta y que repercutirán de forma igualmente positiva para los servicio y oferta complementaria». El sector comienza a crecer levemente tras más de una década de crisis que obligó a cerrar decenas de clubes durante los peores años, entre 2012 y 2014.

A la delicada coyuntura económica se sumó la mencionada subida del IVA, un revés inesperado que para los campos significó un salto en la tributación del 8 al 21 por ciento. Pese a las reiteradas peticiones de la Junta de Andalucía y de la RFEG, e incluso de algunos referentes políticos cercanos al Gobierno central, como Esperanza Aguirre o José Manuel Soria, el Ministerio de Hacienda se ha negado hasta ahora a considerar el golf como una actividad turística, algo que permitiría aplicar el tipo reducido. La subida provoca que los clubes españoles compitan en inferioridad de condiciones con otros destinos con menor carga impositiva.

La mayoría de clubes optó por asumir la subida del IVA de 2012 sin aumentar los precios, con un claro perjuicio en su rentabilidad El golf mueve en la Costa del Sol cerca de 900 millones de euros anuales entre ingresos directos e indirectos

La mayoría de clubes optaron por asumir la subida sin aumentar los precios, una decisión que acarreó consecuencias nefastas en la rentabilidad y la gestión de los campos. En otros casos, la situación resultó insostenible y obligó a una reestructuración de personal que destruyó cientos de empleos, un escenario que comienza a revertir pese a la escasa ayuda recibida desde el Gobierno central, que continúa sin atender las reclamaciones del sector. El descenso de los patrocinios, principal motor de los cientos de torneos amateurs que se organizan cada año en la Costa del Sol, ha supuesto otro de los caballos de batalla del sector durante la crisis. Para los pequeños clubes de socios, donde el número de jugadores apenas varía, la falta de ayudas privadas ha resultado un mazazo.

Ingesos anuales

Los excelentes datos turísticos de los últimos años y el impulso de nuevos torneos profesionales y 'amateurs' han resultado claves para que el sector comience a lamerse las heridas. El golf mueve en la Costa del Sol cerca de 900 millones de euros anuales entre ingresos directos e indirectos, según datos aportados por la Diputación de Málaga. La provincia, con más de setenta campos, es uno de los principales destinos de golf europeos, un deporte especialmente atractivo para la economía por el alto poder adquisitivo de sus usuarios. El desembolso de estos visitantes se sitúa en 117,5 euros por turista y día, casi el doble del contabilizado para el viajero general, que ronda los 65 euros.

Pese a que Hacienda sigue sin considerar el golf como actividad turística, según estimaciones de la Consejería de Turismo y Deporte, Andalucía recibe cada año más de 530.000 visitantes de golf, lo que supone un crecimiento del 10,4 por ciento respecto a las cifras de hace tan solo un lustro. La nacionalidad más predominante entre los turistas de golf en Andalucía es la británica, seguida de los españoles y los alemanes. La Costa del Sol es la joya de la corona de la oferta de golf en Andalucía. Europa es el gran emisor para la denominada Costa del Golf, que se extiende desde Vélez-Málaga hasta San Roque.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos