El golf femenino busca líder

Shanshan Feng se convirtió en la primera china que accede al número uno, posición que aún ocupa. :: sur/
Shanshan Feng se convirtió en la primera china que accede al número uno, posición que aún ocupa. :: sur

Shanshan Feng se convierte en la quinta jugadora que alcanza el número uno del mundo este año, algo que nunca había ocurrido

COSTA DEL GOLF

málaga. Shanshan Feng ha hecho historia al convertirse en la primera jugadora china que se coloca como número uno del mundo, un antes y un después. Su extraordinaria racha en la gira asiática, que le ha hecho encadenar un tercer puesto en Taiwán, un segundo en Malasia y dos primeros en Japón y China, le han catapultado de la sexta posición que ocupaba hace cuatro semanas al trono principal. Ha pasado por la derecha a Sung Hyun Park, joven coreana que, pese a haber terminado tercera el sábado, no ha durado más que una semana en el número uno. Feng es la quinta número uno del mundo distinta esta temporada, lo que supone también un registro histórico. Nunca hubo tanta alternancia en el 'ranking' mundial femenino desde que se puso en marcha el sistema. Por el primer escalón han pasado en 2017 Lydia Ko, Ariya Jutanugarn, So Yeon Ryu, Sung Hyun Park y la citada Feng. Todas son asiáticas o de origen asiático; para encontrar a la última número uno del mundo sin genes asiáticos hay que remontarse a 2014 con Stacy Lewis. Un dominio absoluto.

Tres 'birdies' y un doble 'bogey' en el 18 le valieron a Shanshan Feng para lograr la victoria en Japón justo una semana después de su triunfo en China. La última prueba de la gira asiática de la LPGA fue excelente para la jugadora china, que consigue la sexta victoria de su carrera en este Circuito y la segunda del año. Antes ya había demostrado que quería victorias, con dos cuartos, un tercero y un segundo puesto en las cuatro pruebas anteriores a su primer éxito del año. Ahora coge carrerilla en el final de temporada. A un golpe se quedó la coreana Ha Na Jang, que firmó seis 'birdies' y dos 'bogeys', 68 golpes, pero no fue suficiente. Por su parte, Ariya Jutanugarn, que peleaba por su sexta victoria del año, se quedó con -8 después de una ronda de 74 golpes. Mientras, las españolas que participaron de esta cita terminaron algo más alejadas. Azahara Muñoz fue la mejor, vigésimo séptima con -5, mientras que Beatriz Recari termina trigésimo primera con -4.

Una semana antes de su triunfo en Japón, Feng se adjudicó la victoria en el Blue Bay, que se disputó en la isla china de Hainan, una victoria que le permitió acceder al número uno de la clasificación mundial. Feng, con esta victoria en casa, se convierte en el primer golfista chino, masculino o femenino, en llegar a número uno mundial. «Estoy muy, muy emocionada y muy orgullosa de mí misma y creo que es especial porque gané este torneo para convertirme en la número uno del mundo. Y lo hice en casa, en mi país», dijo Feng. «Sólo quiero que 2017 continúe, que sea interminable, sería genial «, añadió. Las jugadoras españolas no estuvieron afortunadas y no pudieron mejorar en la clasificación, aunque la malagueña Azahara Muñoz volvió a ser la mejor golfista nacional de la tabla, donde acabó vigésimo quinta, a catorce golpes de Feng. En la clasificación, pese a su buen nivel de juego actual, la malagueña aún está lejos de su mejor posición, cuando llegó a estar en el 'top 20', plaza que sí ocupa Carlota Ciganda.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos