La Garza se reivindica

El torneo atrajo a participantes de varias provincias andaluzas, de Ciudad Real y de Madrid. :: sur/
El torneo atrajo a participantes de varias provincias andaluzas, de Ciudad Real y de Madrid. :: sur

El campo de Linares acoge la primera edición del Abierto de Andalucía que lleva su nombre con un centenar de participantes

ALEJANDRO DÍAZ MÁLAGA.

El Parque Deportivo La Garza de Linares en Jaén, gestionado por la Consejería de Turismo y Deporte, acogió entre los pasados 18 y 19 de noviembre la primera edición del Andalucía Golf Open La Garza, un torneo que nació con la intención de ocupar un lugar preferente en el calendario de competiciones amateurs regionales y que contó con la participación de un centenar de jugadores. Una iniciativa que buscaba reivindicar el golf también en las zonas de interior de Andalucía y cuyo objetivo cumplió con creces.

«La organización ha sido un éxito, pero me baso en los comentarios y felicitaciones por parte de los participantes en este sentido para afianzar aún más esa percepción», asegura el director del Parque Deportivo La Garza, Antonio Quesada. «El torneo ha cumplido con las expectativas de participación, con 99 jugadores y se ha desarrollado con máxima satisfacción de los jugadores», sentencia.

Quesada incide en el esfuerzo realizado en dotar con excelentes premios y atenciones a todos los participantes. Fue Nataniel Reinoso, que firmó una tarjeta de 68 golpes, dos bajo par, en 18 hoyos, 9 en cada recorrido, quien se llevó la victoria

Quesada no tiene ninguna duda de que iniciativas como el Abierto de Andalucía de La Garza son el camino a seguir y de que el éxito de esta edición les da ánimos para impulsar nuevas ediciones. «El torneo viene para quedarse; la idea es darle continuidad los próximo años, e ir añadiéndole más valor y atractivo, hasta que se asiente en el calendario andaluz como uno de los torneos del referencia para el golf amateur», explica Quesada.

El Abierto de Andalucía de La Garza también sirvió para promocionar las instalaciones de golf de un campo con muchas virtudes. «Desde luego es un campo singular y que sorprende al visitante, tanto por su diseño, de Pepe Gancedo, como por su magnífico entorno natural, exento de urbanizaciones y ruidos que interfieran en su disfrute. Un campo técnico y divertido, y a tan solo cinco minutos en coche de la ciudad de Linares, y a quince de las ciudades monumentales de Úbeda y Baeza, lo que permite interesantes visitas a nivel turístico», afirma su director.

El perfil de los participantes fue bastante variado. La mitad de los jugadores eran locales, entendiendo como tales a Linares y comarca, y el resto de otras poblaciones de Jaén y un número importante de jugadores provenientes de otras provincias andaluzas, Ciudad Real e incluso Madrid. Todos ellos, con un nivel medio- bajo de 'hándicap', ya que el torneo estaba limitado a 22.4 de inscripción y 18 de juego. «La idea es que el torneo cada vez aglutine a más jugadores de buen nivel de juego, dentro del segmento amateur», dice Quesada.

Más iniciativas

El director de La Garza considera que hacen falta iniciativas orientadas a promover el golf entre la población en general, con el apoyo de las instituciones y federaciones. «Los propios campos que somos los máximos interesados», sentencia, y reflexiona: «Hay mucho margen de mejora hasta hacer que la práctica del golf sea algo habitual y normalizado en la sociedad andaluza. No solo hay que realizar esfuerzos en el ámbito de golf turístico orientado para extranjeros, que también; el turismo interno y la base de jugadores locales requieren de estrategias de promoción propias y pueden ayudar a mejorar el sector a nivel general».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos