HOYO 19

EL FUTURO YA ESTÁ AQUÍ

ALBERTO GÓMEZ / ALEJANDRO DÍAZ

La épica victoria de Sergio García en el Masters de Augusta, la irrupción de Jon Rahm en pleno olimpo del golf y el éxito de Azahara Muñoz en el Open de España coronan una temporada inolvidable para la 'Armada', que suma más de una decena de títulos en los principales circuitos profesionales, una hazaña histórica. Por su fuera poco, García retuvo el Andalucía Masters disputado en Valderrama, el campo talismán que vio ganar la Ryder a una Europa capitaneada por Seve Ballesteros. García y Rahm, sucesores de la época dorada que Ballesteros brindó al golf nacional junto a José María Olazabal y Miguel Ángel Jiménez, han tomado el relevo de aquella etapa con la promesa de revivir su esplendor. Y de qué manera. Tras varias temporadas casi yermas, España recupera a pasos agigantados su condición de referente del golf mundial, y no solo por las conquistas deportivas. La celebración del Andalucía Masters y del Open de España, patrocinados por administraciones públicas, vuelve a situar a la Costa del Sol en el mapa de los torneos profesionales de primer nivel, que cada semana constituyen un impagable foco de atención para millones de personas en todo el planeta. No hay mejor momento para certificar el relevo de la mítica pareja formada por Ballesteros y Olazabal, ahora recordados en un pletórico Sergio García, aún con la aureola de ser el primer ganador español de un 'major' desde 1999, y de Jon Rahm, número cuatro del mundo que ha arrasado en el Circuito Europeo y el PGA Tour. Ninguno huye de la expectación creada y ya han coqueteado con la idea de formar pareja en la Ryder «como Seve y Chema». Ambos, asentados en el 'top 15' de la clasificación, lideran el asalto de la 'Armada' a los grandes torneos. Pablo Larrazábal, Alejandro Cañizares, Álvaro Quirós, Gonzalo Fernández-Castaño o el propio Olazabal, que en los últimos meses ha bromeado sobre su estado de forma tras un par de años complicados, son otros de los nombres ilustres que integran la representación española. A sus 37 años, García ha coronado la mejor temporada de su carrera, trufada de tres títulos y de una dulce estabilidad personal. Se casó en julio y será padre por primera vez en 2018. También acaba de ser nombrado miembro vitalicio del Circuito Europeo, un honor que en nuestro país solo tenían Olazabal y Ballesteros. También para Rahm ha sido su mejor año. Y Muñoz se ha demostrado que puede recuperar su mejor juego. Solo queda esperar un 2018 de éxitos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos