«Tiene que desaparecer la etiqueta de que el golf es un deporte elitista»

Montero, en el campo que dirige desde 2012, procedente de El Saler. :: sur/
Montero, en el campo que dirige desde 2012, procedente de El Saler. :: sur

Marian Montero Directora del Parador de Málaga Golf«Me preocupa la supervivencia de los campos ante la falta de agua»

ALBERTO GÓMEZ

Desde su llegada a la dirección del Parador de Golf de Málaga, en septiembre de 2012, Marian Montero ha apostado por aumentar la calidad del recorrido para mantener la fidelidad de sus clientes y por la sostenibilidad en el mantenimiento. Procedente del campo de El Saler, en Valencia, Montero analiza la «lenta» recuperación del sector tras la crisis económica.

-Parece que comienza a notarse en el sector la salida de la crisis...

-Sí, pero con un crecimiento modesto y lento, sobre todo por parte del jugador nacional, que todavía gestiona con prudencia la elección de su destino de juego. La crisis provocó bajas en licencias de una generación de edad media que ahora empieza a retomar el juego cautelosamente y meditando mucho su adhesión a un club, y también generó un antes y un después que el jugador todavía no ha olvidado. Difícilmente los campos volverán a disfrutar de esa bonanza de años atrás, viéndonos obligados a readaptar organizativamente nuestra explotación y reinventar el negocio. La masa social envejece y las nuevas incorporaciones siguen sin amortiguar lo suficiente las bajas que se produjeron. Nuestro objetivo es hacer golf, hacer club y generar comunidad, y para ello destinamos nuestro máximo esfuerzo en captar, formar y consolidar a nuevas generaciones.

SUS FRASES«La recuperación es modesta. Difícilmente los campos volverán a disfrutar de la bonanza de años atrás» «En plena crisis no solo afrontamos la pérdida de jugadores, sino que tuvimos que asumir la subida del IVA»«Las normas y valores que transmite el golf son impecables. Debería formar parte del programa educativo» «Estamos abiertos a cualquier oportunidad que se nos plantee para albergar un torneo profesional»

-Se han cumplido cinco años desde que llegó a la dirección del Parador. ¿Qué balance hace de este periodo?

-Ha sido un privilegio poder dirigir durante este tiempo el campo más antiguo de Andalucía. Contamos con un recorrido privilegiado por su historia y ubicación, muy respetado y reconocido en el mundo del golf en la Costa del Sol y con jugadores muy fidelizados. No puedo pedir nada más, solamente seguir trabajando para mantener el recorrido en las mejores condiciones de juego y calidad y apostar por la acogida de grandes pruebas en un futuro.

-¿Cuál es el perfil de los turistas que se alojan en el Parador?

-Contamos con un cliente principalmente nacional que se cifra en el 64 por ciento y que nos elige como destino vacacional y de ocio, sobre todo en temporada estival. El cliente extranjero se concentra el resto de meses del año y busca en nuestro establecimiento disfrutar del descanso y la práctica del golf en un entorno natural con un clima inmejorable.

-¿Cuáles son las principales fortalezas y debilidades de la infraestructura del golf en la Costa del Sol?

-Las principales fortalezas son la dilatada oferta de campos que permite al jugador disfrutar durante su estancia de diferentes recorridos, la privilegiada climatología durante todo el año y las infraestructuras de acogida, de destacada calidad, en cuanto a medios de transporte y servicios se refiere. La Costa del Sol es un lugar único para la práctica de este deporte. Considero que una de las grandes debilidades a la que nos enfrentaremos, a medio-largo plazo, es la propia supervivencia de los campos debido a la escasez de agua. Consciente de que es un problema que ya se está afrontando a nivel federativo, debemos ser conscientes de que ahora es el momento para empezar a implantar alternativas sostenibles y ejercer una labor de concienciación al jugador sobre las decisiones que inevitablemente tengamos que ir tomando.

-Han vuelto los torneos profesionales a la provincia. ¿El campo del Parador se postula como sede de alguno de estos campeonatos?

-Históricamente nuestro campo ha sido sede de grandes torneos que perdurarán en la memoria como el Turespaña Masters Open en los años 1992 y 1999, así como el Open de Andalucía en 2010 y 2011. El recorrido no sólo no ha cambiado, sino que ha mejorado, por lo que siempre estaremos preparados para acoger una gran prueba. En 2016 fuimos candidatos para ser sede de la Solheim Cup y nuestras puertas siguen abiertas a cualquier oportunidad que se nos plantee.

-La bajada del IVA a los clubes y campos de golf, ¿sigue siendo una de las asignaturas pendientes por parte de las administraciones?

-Efectivamente, sobre todo cuando el mayor porcentaje de clientes que componen la masa social de los clubes son pensionistas. No hay que olvidar que la aplicación en 2013 de una subida del 13 puntos en el tipo impositivo que gravaba el golf (del 8 al 21 por ciento), fue dignamente asumida por la mayoría de los campos deduciéndose base imponible, ya que en aquel momento, en pleno epicentro de la crisis, era inviable plantearse su repercusión íntegra vía subida de precios al jugador. No sólo afrontamos la pérdida de jugadores, sino que también asumimos un mínimo de un 13 por ciento de decremento en la facturación.

-¿Qué otras iniciativas cree que podrían tomar las administraciones para impulsar el sector?

-Antes de impulsar cualquier iniciativa es necesario que desaparezca la etiqueta de que el golf es un deporte elitista y plantearlo desde otro prisma, como el que gozan otros deportes de mayor popularidad. Nunca he logrado entender por qué no existe el golf como materia reglada en la asignatura de gimnasia en los colegios, como ocurre con el fútbol, el baloncesto, el balonmano o el atletismo. Las normas de educación, comportamiento y valores que obligatoriamente se transmiten en la práctica de este deporte son impecables.

-¿Qué aprendió durante su etapa en Valencia? Se trajo al 'greenkeeper' del campo de El Saler.

-Aprendí el respeto y la admiración por el deporte, sus valores y a involucrarme en las tareas de mantenimiento y conservación del campo, que es algo que me apasiona. Javier Jorge, nuestro 'greenkeeper', es una figura indispensable en la tutela de este campo y por supuesto en El Saler. Los resultados están a la vista y sigue mejorando ambos recorridos, apostando por la sostenibilidad.

-¿Qué papel cree que juega el golf en el tejido económico de Málaga?

-Un papel importantísimo, es uno de los grandes motores económicos de la provincia tanto por los ingresos directos como indirectos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos