La Costa del Sol refuerza su apuesta por el golf y pone el ojo en la Solheim

La competición reúne cada dos años a más de 70.000 personas y tiene audiencias millonarias en televisión. :: afp/
La competición reúne cada dos años a más de 70.000 personas y tiene audiencias millonarias en televisión. :: afp

La Junta, la Diputación y la Mancomunidad Occidental negocian celebrar en 2023 la competición que enfrenta a las mejores jugadoras de Europa y Estados Unidos

ALBERTO GÓMEZ

Más de dos décadas después de acoger la Ryder Cup, la Costa del Sol podría volver a albergar una competición de golf por equipos con repercusión mundial. La Junta de Andalucía, la Diputación de Málaga y la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental han puesto el ojo en la Solheim Cup, que se celebra cada dos años bajo el mismo formato que la Ryder, enfrentando a las mejores jugadoras estadounidenses contra el combinado europeo. La intención de las tres instituciones pasa por cerrar la celebración del torneo en 2023. Sería la primera vez que la Solheim se disputa en España desde su creación en 1990 y la cuarta ocasión que se juega fuera de territorio británico.

La Real Federación Española de Golf (RFEG) y la Real Federación Andaluza (RFGA) ya han mantenido varias conversaciones con el Circuito Europeo para cerrar el acuerdo, aunque el reloj juega en contra. El compromiso presupuestario que requiere el evento, que asciende a cerca de veinte millones de euros, debería estar sobre la mesa antes de julio. Aunque la negociación está muy avanzada, aún no hay una propuesta firme. En caso de que la inversión no esté garantizada, el circuito sacará a concurso la sede. Este trámite no sería necesario si los organizadores, en este caso la Consejería de Turismo, la Diputación y la Mancomunidad, aseguran el desembolso del importe solicitado. A su favor está la buena acogida que la idea ha tenido entre la cúpula del 'tour' europeo, que apuesta por la Costa del Sol como escenario de esta competición en un lustro.

La sede sería un campo costero aún por elegir, aunque el Ayuntamiento de Marbella también habría mostrado su interés en participar, de modo que se celebraría en uno de los recorridos de esta localidad. La competición atraería a unos 70.000 espectadores y, aunque no hay estudios sobre su impacto económico, los ingresos obtenidos en concepto de entradas y merchandising irían directamente a las entidades organizadores. La inversión terminaría de quedar amortiguada con la promoción del destino debido a la repercusión internacional de la Solheim. El Circuito Europeo, eso sí, se quedaría con los derechos televisivos. Fuentes consultadas por este suplemento coinciden en destacar el interés de las tres instituciones por organizar la cita, que encaja con la apuesta por recuperar torneos profesionales tras años de 'sequía' por la crisis económica.

La negociación está muy avanzada, aunque el reloj juega en contra; habría que cerrar el acuerdo para la sede de 2023 en julio

Hace veintiún años que la Ryder Cup se disputó en Valderrama, pero en el icónico campo gaditano no ha dejado de resonar el eco de aquella legendaria edición, punto de inflexión para un deporte que cada año atrae a cientos de miles de turistas a la Costa del Sol. Severiano Ballesteros capitaneaba el combinado europeo frente a un jovencísimo Tiger Woods a quien se le atragantó el debut en la mayor competición por equipos del mundo. La cita sirvió para que el golf sacudiera sus complejos en España, desde entonces sede de decenas de torneos profesionales, la mayoría en Málaga y Cádiz. Años después, la crisis borró del mapa la feliz costumbre de que Andalucía formara parte del calendario del Circuito Europeo, una ausencia reparada desde la temporada pasada con la organización del Open de España en sus versiones masculina (Valderrama) y femenina (Aloha en 2016 y Guadalmina en 2017), recuperación que completaría la celebración de la Solheim.

La promoción de la infraestructura de golf a través de grandes torneos constituye una de las apuestas de la Junta de Andalucía, consciente de que pruebas como el Masters disputado en Valderrama tienen una audiencia potencial de más de 400 millones de hogares con quince horas de retransmisión televisiva en directo en mercados emisores como Reino Unido, Francia, Alemania o Estados Unidos. Andalucía cuenta con 102 campos, de los que aproximadamente la mitad se ubica en la provincia de Málaga y algo más del veinte por ciento en la de Cádiz. A la apuesta del Gobierno autonómico se suman la Diputación y la Mancomunidad, cuyos patrocinios han resultado indispensables para sacar adelante las dos últimas ediciones del Open de España femenino.

Entre las cifras que arrastra el golf desde su doble vertiente turística y deportiva destaca el gasto medio de los viajeros atraídos por esta práctica, de 117 euros por día, casi el doble del dinero que desembolsa el viajero general. También la estancia media (10,8 días, dos días más que la media) y la capacidad de este deporte para desestacionalizar los destinos suponen elementos fundamentales para que las administraciones públicas hayan retomado su apuesta por los torneos profesionales, con el ojo puesto en la Ryder y la Solheim Cup. El prestigio mundial que acogió Valderrama en 1997 supuso un revulsivo sin precedentes para el tejido económico y social de la zona, como queda constatado en el Andalucía Masters, que despierta el interés de patrocinadores privados y de varios de los mejores jugadores del mundo, que suelen acudir a Valderrama para preparar la temporada.

San Roque es el mejor ejemplo del impacto que provoca un campeonato de estas características. Su alcalde, Juan Carlos Ruiz, reconoce que el golf «genera empleo y actividad económico» y recuerda que, desde la Ryder, Valderrama ha albergado más de veinte torneos de primer nivel «que han sido nuestro mejor escaparate». El Ayuntamiento solicitó el año pasado al Gobierno central que declare el Andalucía Masters evento de interés público para ofrecer incentivos a los patrocinadores y facilitar su continuidad, solicitud concedida recientemente. Además, el compromiso inicial de la Junta pasa por garantizar el campeonato al menos cuatro años más.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos