COSTA DEL GOLF

Los clubes malagueños se preparan para su temporada alta turística

La lucha contra la estacionalidad del sector turístico tiene en el segmento del golf su gran aliado en la Costa del Sol. :: sur
/
La lucha contra la estacionalidad del sector turístico tiene en el segmento del golf su gran aliado en la Costa del Sol. :: sur

La Costa del Sol refuerza su liderazgo como destino preferente de golf, un sector fundamental en la lucha contra la estacionalidad

ALEJANDRO DÍAZ

Se terminan los días de sol y de playa, al menos, tal y como se entienden en la Costa del Sol, un destino que no en vano recibe este nombre debido a la cantidad de horas de luz que recibe a lo largo de todo el año. Aún así, empresarios e instituciones echan la cortina del 'verano' a comienzos de este mes de noviembre para hacer balance y preparase para la conocida como temporada 'baja', que cada vez lo es menos gracias a elementos desestacionalizadores por los que se ha ido apostando durante los últimos años y que cada vez gozan de mayor arraigo.

Uno de ellos es, indudablemente, el segmento del golf, que paradójicamente este mes inicia su particular temporada 'alta'. La Costa del Sol cuenta con una de las mayores -y tal vez, mejores- infraestructuras de golf de Europa. Con una gran ventaja: su clima. El invierno es duro en los países europeos: las temperaturas bajas que se registran en la mayoría de países del Viejo Continente empujan a los aficionados a este deporte a buscar alternativas en otros lugares. Y ahí emerge la Costa del Sol como una opción preferencial y cada año mejor posicionada en los mercados turísticos de Europa.

Entre las cifras que arrastra el golf desde su doble vertiente turística y deportiva destaca el gasto medio de los viajeros atraídos por esta práctica, de 117 euros por día, casi el doble del dinero que desembolsa el viajero general. También la estancia media (10,8 días, dos días más que la media) y la capacidad de este deporte para desestacionalizar los destinos suponen elementos fundamentales para que las administraciones públicas y las empresas privadas no hayan escatimado en esfuerzos a la hora de invertir en un segmento que se revela como una herramienta para luchar contra la siempre temida estacionalidad en el sector turístico malagueño.

El viajero de golf gasta en el destino una media de 117 euros al día, casi el doble que desembolsa el turista general Los campos de la provincia de Málaga ya han preparado sus ofertas y 'packs' para el arranque de su temporada alta

«Estamos trabajando para que Andalucía vuelva a ser referente de golf. Lo tenemos todo: clima, equipamiento hotelero, oferta turística de recreo, ocio, cultural, magníficas instalaciones deportivas... todo, repito, para que el golf sea un elemento de riqueza que atraiga al turista de golf, que tiene un impacto en nuestra tierra muy importante». Así de contundente se mostró el secretario general para el Deporte de la Consejería de Turismo y Deporte de la Junta de Andalucía, Antonio Fernández, días antes de la celebración de lo que ha fue uno de los mayores hitos para el golf andaluz en mucho tiempo: el Andalucía Costa del Sol Open de España, celebrado el pasado mes de septiembre en Guadalmina.

Dicho torneo, sumado al Andalucía Valderrama Masters celebrado el pasado mes de octubre, supuso un escaparate mundial de la Costa del Sol en un momento clave: los meses previos a que se iniciase la temporada alta del golf en la Costa del solano cabe duda de la relevancia del turismo como motor económico -el turismo supone un 13 por ciento del PIB andaluz y los 500.000 turistas de golf entorno al 5 por ciento-. Es por ello que las instituciones y entidades privadas colaboran entre ellas para hacer de la Costa del Sol el mejor destino de golf de Europa.

«El golf es empleo y riqueza. Y después todo lo demás. Pone en valor un territorio. Por eso tenemos la obligación de defenderlo. Estamos en un destino tocado por la mano de Dios, con un clima excepcional y con muchos campos de golf que ayudan a la desestacionalización», explica el presidente de la Diputación de Málaga, Elías Bendodo, quien añade: «El impacto del golf en la provincia de Málaga es muy importante, 1.410 millones de euros en producción directa e indirecta, con golfistas cuya estancia media es de 12,3 días y un gasto total de media de 1.800 euros».

El segmento de golf en la provincia de Málaga arranca su temporada alta con muy buenas previsiones y con el objetivo de ser un destino idóneo para la práctica de este deporte entre aficionados de otros puntos de Europa. Según Turismo Costa del Sol, la provincia tiene una «potente proyección internacional» que ofrece a todos los aficionados de Europa un lugar para la práctica del golf «en un enclave privilegiados con temperaturas suaves, muy alejadas de los rigores invernales del centro y norte del continente».

Por ello, los distintos clubes y campos de la Costa del Golf plantean diversas ofertas de larga estancia diseñadas para este turismo especializado que fija sus ojos en el destino. «Ahora más que nunca es el momento del año en que mejor puede presumir de su privilegiado clima», apunta Arturo Bernal, director general de Turismo Costa del Sol.

Bernal coincide en que el golf cumple un papel clave para la gestión de la estacionalidad: «Goza de especial afición en las zonas centro y norte de Europa, países que son amigos de nuestro destino, algo que las últimas cifras de flujo turístico corroboran».

Así, entre las ofertas para la temporada, Los Arqueros Golf, hasta el 30 de noviembre, ofrece 2 'green fees' con 'buggy' por 175euros. En diciembre, el precio se sitúa en 135. Por su parte, Baviera Golf, hasta el 15 de diciembre, ofrece 2 'green fees' de 18 hoyos con 'buggy', de 8 a 9 de la mañana, por 110 euros o un 'green fee twilight' con 'trolley', por 55, a partir de las 13.00 horas. La Quinta Golf, durante este mes programa 'green fee' de 18 hoyos por 94 euros, que se reducirán a 69 hasta diciembre. Marbella Golf contempla 'dos green fees' con 'buggy', así como 10 euros para invertir en el restaurante del club, por 188 euros hasta el 12 de noviembre y 155 desde esa fecha.

Como demuestran estas ofertas, la temporada alta del golf en la provincia de Málaga no solo está destinada a atraer al turista extranjero, sino también al turista nacional, que juega un papel significativo. Igualmente, dinamiza la actividad del golf entre los propios residentes. Es precisamente en la provincia malagueña donde existe un nada desdeñable nicho de aficionados a este deporte, tal y como demuestra el éxito continuado durante todo el año de los diferentes torneos amateur que organizan los diferentes clubs de la Costa del Sol, entendida este en sus dos vertientes: la oriental y la occidental. Tampoco sería justo dejar fuera a clubes del interior de la provincia, como Antequera Golf, que también complementan una oferta única en Europa y contribuyen a hacer de la provincia de Málaga un destino único de golf en todo el mundo y durante todo el año.

Más

Fotos

Vídeos