Azahara Muñoz relata su calvario por una enfermedad de tiroides

Azahara muestra en su Instagram cómo llegó a perder mucho pelo; la segunda foto, de hoy, con la malagueña mucho mejor tras iniciar un tratamiento /
Azahara muestra en su Instagram cómo llegó a perder mucho pelo; la segunda foto, de hoy, con la malagueña mucho mejor tras iniciar un tratamiento

La golfista malagueña cuenta en sus redes sociales que le diagnosticaron una dolencia en 2016 que le provocaba cansancio y pérdida de pelo

Enrique Miranda
ENRIQUE MIRANDAMálaga

La imagen de un deportista de élite siempre suele estar ligada a la de cuerpos bien trabajados en el gimnasio, sanos y fuertes. Pero no siempre es así. La golfista malagueña Azahara Muñoz reveló a principios de mes que estaba bajo tratamiento médico por un problema que le detectaron hace ya algunos años, en 2016. Se trata de la enfermedad de Hashimoto, un problema de tiroides crónico con el que ha tenido que lidiar durante sus últimos años de competición en la LPGA, el circuito norteamericano de golf.

Hoy, Muñoz quiso contar su historia con esta enfermedad a través de las redes sociales con el objetivo de tratar de ayudar a personas que se puedan encontrar en una situación similar. La jugadora de San Pedro Alcántara admite que no ha querido hablar mucho de ello y que sólo sus amigos más cercanos lo conocían. «Hice una entrevista para la LPGA en Hawaii y estoy contenta de haberlo hecho porque me quité un peso de encima. No quise decir nada porque odio poner excusas por jugar mal y quizás también era un poco embarazoso», asegura.

Fue en los últimos años cuando se sintió peor: «Fue bastante a peor. Estaba cansada todo el día, tenía frío, ansiedad... Nunca pensé en pedir ayuda, creí que era culpa mía. Seguí exigiéndome mucho y mi cuerpo finalmente se hartó de mí y este imagen es lo que ocurrió. Empecé a perder mucho pelo, tenía calvas por todas partes», cuenta.

Muñoz decidió entonces ir al médico y fue cuando le dieron una causa de su malestar. «En septiembre de 2016 me diagnosticaron la enfermedad de Hashimoto. Fue un pequeño 'shock' pero para ser honesta casi me sentí aliviada . ¿Por qué estaba todo el tiempo cansada? ¿Por qué no quería ir a cenar? ¿O hacer cosas divertidas? ¿Qué me pasaba?»

Muñoz ha querido utilizar su imagen pública para llegar a mucha gente y tratar de ayudar a quien pueda estar pasando algo similar. «Si estás pasando algo así, busca ayuda. Y busca ayuda antes que después. Te conoces mejor que nadie.. Y, por favor, no esperes a que sea muy tarde y tardes más en recuperarte. Si puedo ayudar a una sola persona que está pasando por algo similar, todo valdrá la pena. Así que, si tiene alguna pregunta, comuníquese conmigo».

La malagueño relata que está tomando medicamentos y que ha cambiado su dieta, por lo que se encuentra mucho mejor: «La segunda foto es de hoy. Me veo como una langosta, pero estoy tan feliz de que mi cabello vuelva a crecer sano y fuerte...»

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos