golf

Azahara Muñoz cambia de entrenador para buscar un revulsivo a su juego

Azahara Muñoz, en abril en un torneo en California.
Azahara Muñoz, en abril en un torneo en California. / AFP
  • Su preparador de siempre, Marcelo Prieto, optó por dejar de asesorar a la malagueña, que ahora se ejercita a las órdenes de Bob Lohr

Nuevo año, nuevos propósitos. La golfista malagueña Azahara Muñoz acaba de anunciar que cambia de entrenador. Deja de estar a las órdenes de Marcelo Prieto, su preparador de siempre, para ponerse a las órdenes de Bob Lohr, aunque la modificación no ha venido sugerida por ella, sino por su técnico, como aclaró la sampedreña en su blog en la web Ten Golf, en el que periódicamente se confiesa sobre las sensaciones en su juego.

«Lo dejamos después del Open de España. Ha sido una decisión muy complicada. De hecho, fue más una idea suya que mía, y eso sólo demuestra la honestidad que tiene (...) Me comentó que pensaba que era lo mejor para mi carrera, que no merecía la pena seguir alargándolo en el tiempo. Era algo así como que necesitábamos aire fresco», argumentó Muñoz, que se mostró agradecida con el sevillano y todo lo aprendido en la etapa con él.

Ahora Muñoz será entrenada por Bob Lohr, que trabaja en la Academia de David Leadbetter (con centros en diversos países del mundo) y fue jugador del PGA Tour y ganó un torneo en 1988. «Yo no lo conocía de antes y él no me había visto jugar nunca, pero antes de tener el primer encuentro estuvo analizando mis estadísticas de años anteriores y destacó mucho que de dos años hacia atrás había estado casi siempre en el ‘top 10’ del LPGA Tour en ‘greenes en regulación’ y que había bajado en 2015 y 2016», reconoció la sampedreña.

Con el tecnicismo golfista de ‘greenes en regulación’ Muñoz se refiere a la eficacia de los golpes medios y largos, justo antes de la entrada en el ‘green’. Por tanto, parte del trabajo se puede centrar en el ‘swing’ y en recuperar las sensaciones de antaño. «Soy muy perfeccionista. No sólo me gusta hacer un buen ‘swing’, sino que me gusta hacerlo bonito y a veces me he empeñado en hacer cambios. Por ejemplo, porque despegaba el codo más de la cuenta».

Azahara Muñoz retrocedió en 2016 algunos puestos en el Rolex Ranking y se situó 50.ª. Además, es 43.ª en el ‘ranking’ de ganancias, con 4,6 millones de dólares desde su debut en 2010 en el LPGA Tour. Finalmente, fue 51.ª en la Race to CME Globe Final, el ‘ranking’ anual, mientras que Carlota Ciganda se situó decimoséptima y mejor española.

Dos éxitos en 2016

Su 2016, similar a 2015, pero inferiores en resultados a 2014, tuvo sin embargo dos acontecimientos muy positivos, la conquista del Open de España en tierras costasoleñas y el debut en unos Juegos Olímpicos. Acabó el año operada de apendicitis, aunque la golfista reconoció que ya está muy recuperada. «Todavía no estoy para hacer un triatlón, pero me encuentro mucho mejor», dijo con cierta ironía.

El debut oficial de la temporada será en Australia, en el tercer fin de semana de febrero (del 16 al 19), en el ISPS Handa. «Tenemos tiempo para entrenar duro. La primera impresión con Bob (Lohr) ya os digo que ha sido muy buena. Ha sido jugador y se nota. En cuanto esté recuperada totalmente, ya en breve, empezaremos a trabajar fuerte para el comienzo», prometió.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate