Diario Sur

COSTA DEL GOLF

Quirós pierde la tarjeta del Circuito Europeo

Álvaro Quirós afronta la prueba de este mes con optimismo :: sur
Álvaro Quirós afronta la prueba de este mes con optimismo :: sur
  • El jugador de Guadiaro se juega este mes el derecho a competir en el PGA en un torneo celebrado en Cataluña

málaga. Álvaro Quirós perdió la tarjeta del European Tour. Cinco años después de ganar la final de la Race to Dubai, el jugador de Guadiaro ha puesto el punto final a una larga y tortuosa travesía por el desierto en el peor de los escenarios posibles. Ahora, tendrá que jugar la final de la Escuela del European Tour para recuperar sus derechos de juego. La cita será este mes, del 12 al 17 de noviembre en el PGA Catalunya Resort. Seis días de juego, 108 hoyos, después de los cuales los 25 primeros obtendrán la tarjeta. Es el próximo desafío de Álvaro.

El golfista criado en el campo público de La Cañada y ganador de seis torneos en el Circuito Europeo afrontó haces una semanas la última oportunidad para mantener la tarjeta en el Portugal Masters, torneo celebrado en el recorrido Victoria Golf Club, campo bien conocido por el andaluz ya que fue su base de entrenamiento en los últimos años. Álvaro cuajó una buena actuación, jugando cuatro días por debajo de 70 golpes y acabando con un total de trece bajo par, sin embargo fue insuficiente para lograr el objetivo. Llegaba a Vilamoura muy obligado, pues necesitaba acabar como mínimo entre los cuatro primeros. No pudo ser. Finalmente, concluyó en el puesto trigésimo primero.

En cualquier caso, no todas las noticias son negativas. Quirós se marcha de Portugal con las pilas cargadas y las sensaciones mucho mejores que cuando llegó el pasado lunes. Al menos, consiguió romper una racha muy mala de resultados, que le llevó a encadenar siete cortes consecutivos fallados más la derrota en primera ronda en el Paul Lawrie Match Play. Estaba sumido en una importante crisis de confianza, pero al menos en Portugal supo encontrar algo a lo que aferrarse para la Final de la Escuela.

Otro aspecto muy destacado esta semana ha sido la actitud. Álvaro se mostró mucho más positivo y, sobre todo, 'encajador'. Los malos golpes duelen, por supuesto, pero Quirós logró en Portugal hacer borrón y cuenta nueva después de cada uno de ellos.