Diario Sur

COSTA DEL GOLF

Carlota Ciganda logra su primera victoria en el Circuito Americano

Carlota Ciganda celebra su histórico primer triunfo en el Circuito Americano en la localidad coreana de Incvheon. :: sur
Carlota Ciganda celebra su histórico primer triunfo en el Circuito Americano en la localidad coreana de Incvheon. :: sur
  • La jugadora navarra consigue un triunfo histórico y se convierte en la española mejor clasificada en el 'ranking' mundial, a las puertas del 'top 20' y por delante de Muñoz

La navarra Carlota Ciganda consiguió la victoria en el Campeonato KEN Hana Bank, torneo del Circuito LPGA que se jugó en Incvheon (Corea del Sur), tras ganar en el desempate a la estadounidense Alison Lee. «Este triunfo significa muchísimo. Es genial ganar aquí, en Corea, donde el golf femenino es tan grande. Muy, muy feliz de lograr mi primera victoria en el LPGA aquí. Gracias a los patrocinadores y a los aficionados. Es muy especial porque han sido años duros para mí, falleció mi entrenador de toda la vida hace dos años y me puse a trabajar con otro, también he tenido que cambiar de 'caddie'. Ha sido un largo camino y es fantástico ganar. Me encanta competir y el deporte. No puedo pedir una vida mejor», fueron sus primera palabras.

Ciganda, que empezó la última ronda en la cuarta plaza a cinco golpes de Lee, volvió a hacer otro ejercicio de regularidad en su juego firmando una tarjeta de 70 golpes que le permitieron ir menguando la ventaja de sus predecesoras y llegar al final empatada a 278 impactos con la norteamericana.

Eso pese a que su final no fue nada bueno ya que firmó un doble 'bogey' en el hoyo 14 y sendos 'bogeys' más en el 16 y 18. En el desempate, en el hoyo 18, en el que había firmado un 'bogey' escasos minutos antes, Ciganda volvió a demostrar su temple al vencer por 4-5, con un 'birdie', y adjudicarse el título. «Juego lo mejor que sé. No voy a mentir, estaba muy nerviosa en los últimos cuatro hoyos, pero positiva», reconoció Ciganda, quien añadió: «Quería ganar en el LPGA. Cuando llegué aquí venía de ganar unas cuantas veces en Europa y pensaba que aquí también iba a ganar. Obviamente no es fácil, hay jugadoras muy buenas, jóvenes coreanas con mucho golf, mucho talento... Yo pienso que primero tienes que disfrutar de la vida y si lo consigues, la victoria ya llegará. Si tienes ansiedad por ganar es difícil porque te pones más presión. Cuando dejas que las cosas sucedan, suceden».

Esta es la cuarta victoria profesional para la española, tras las conseguidas en el Deloitte Ladies Open (2012), China Suzhou Taihu Open (2012) y UniCredit Ladies German Open (2013). Y la dedicó a quien fue su entrenador desde sus inicios, Rogelio Echevarría. «Empecé a jugar al golf cuando tenía cinco años en un campo a media hora de Pamplona. Él fue mi entrenador desde el primer día, así que pienso que trabajamos juntos durante 19 años. Hace dos años tuvo una úlcera de estómago, yo estaba jugando entre Europa y Estados Unidos y volví a casa. Enfermó muy rápido y en cinco días falleció. Fue duro porque era como mi segundo padre, siempre estuvo conmigo en el campo de golf, siempre fue muy cercano a mi familia. Su muerte me hizo pensar. Tengo que agradecerle todo a él porque juego al golf por él. Esta victoria es para Rogelio, que me estará viendo desde algún lado», afirmó Ciganda muy emocionada.

Más agradecimientos

Carlota Ciganda tuvo más palabras de agradecimiento para su entorno, como para Jorge Parada, con quien empezó a trabajar recientemente. «Es muy bueno para mí. Hablamos el mismo idioma y es muy bueno para mi 'swing' de golf», explicó Ciganda. No obstante, la jugadora no quiso olvidarse del que anteriormente fue su 'caddie', Javier Urquizum, de quien dijo: «Estuvo cuatro años conmigo de 'caddie' y fue muy bueno conmigo. Siempre me ayudó y siempre estuvo convencido de que podía ganar. Siempre me apoyó». Y sentenció: «Estoy muy contenta con mi equipo ahora mismo, disfrutando el momento».

La tercera posición fue para la china Shanshan Feng y la surcoreana Min-Sun Kim, las dos con 280 golpes. Carlota Ciganda consiguió posicionarse, con su nueva victoria, como uno de los principales valores del golf español en el mundo y es, a pesar de su juventud, una estrella. Su carácter competitivo le acompaña. «Ha sido un largo viaje, pero al mismo tiempo ha sido increíble conseguir la victoria. Me encanta competir, jugar y ser una atleta. No podría pedir nada mejor en la vida», concluyó mientras saboreaba la que probablemente sea la victoria más dulce que ha vivido hasta el momento.