Diario Sur

COSTA DEL GOLF

La 'Armada' termina la temporada con solo un triunfo y muchos 'top 10'

Los jugadores españoles preparan ya la próxima temporada tras un 2016 repleto de varios puestos en el 'top 10' pero sin suerte en las jornadas finales. :: sur
Los jugadores españoles preparan ya la próxima temporada tras un 2016 repleto de varios puestos en el 'top 10' pero sin suerte en las jornadas finales. :: sur
  • Los jugadores españoles despiden el año con la única victoria de García en el Circuito Americano pero varios segundos puestos

Está a punto de finalizar la temporada de los dos principales circuitos mundiales, el europeo y el americano. En este tiempo, sólo hubo dos años en los que el golf español no sumó ni un solo triunfo individual. Fueron 1975 y 1993. La victoria de Sergio García en el Byron Nelson el pasado mes de mayo salvó la honra de un 2016 ciertamente parco en victorias, igualando con otros cinco años en los que igualmente tan solo se consiguió un triunfo individual (1972, 1974, 1996, 2000, 2013 y 2015). Muy lejos, en cualquier caso, del récord de victorias del golf español en el Circuito Europeo, sucedido en el año 1986, en el que se sumaron un total de nueve triunfos (seis de 'Seve', dos de Olazabal y uno de Antonio Garrido).

El jugador español más regular ha sido Rafael Cabrera-Bello, que ha conseguido una quinta posición en las Olimpiadas, un cuarto puesto en el Open de Francia, una tercera plaza en el WGC Match Play y otro 'top 10' en Irlanda, además de dos segundos puestos en Dubái y Abu Dhabi, ambos a comienzos de año. En el caso de García, su triunfo en el Byron Nelson rompió una racha de cuatro años sin ganar en el Circuito Americano.

García no ganaba en el PGA Tour desde 2012 y volvió a triunfar tras imponerse ante Brooks Koepka en el desempate con el que se resolvió la victoria.»Luché durante todo el domingo. Me he impuesto jugando un poco a lo Seve», subrayó el ganador en recuerdo de Ballesteros, fallecido en 2011, con el que igualaba con nueve títulos de la PGA. «Jugué bien durante todo el torneo, pero sé que puedo hacerlo aún mejor". La última vez que García había ganado un torneo en este circuito estadounidense fue el 20 de agosto de 2012 en el Campeonato Wyndham. El jugador castellonense acabó las cuatro rondas empatado a 265 golpes (15 bajo par) con Koepka, lo que envió a ambos de vuelta al 'tee' del 18 para afrontar un desempate que cayó del lado del español.

Jiménez y Cañizares

En cuanto al resto de españoles, Miguel Ángel Jiménez obtuvo un segundo puesto de mérito en el US Open sénior y una tercera plaza en el Sénior Open Championship, ambos en el circuito de veteranos. En los circuitos profesionales, el malagueño consiguió ser decimotercero en Shenzhen aunque no ha engrosado su vitrina. Tampoco Pablo Larrazábal ha levantado trofeo este año, como sí hiciera en 2015. El catalán fue séptimo en el Omega European Masters, noveno en el BMW International y sexto en Malasia.

Alejandro Cañizares ha logrado varios 'top 10' este año, en concreto en el Aberdeen Asset Match Play, el KLM Open y el Abierto de Italia. Además, el malagueño fue quinto en Abu Dhabi y octavo en Dubái, dos grandes resultados. También Nacho Elvira acumula varias semanas entre los diez mejores, como en Shenzhen, en Italia y en Portugal. El madrileño fue segundo en China.

El Circuito Europeo ha aprobado al menos dos medidas que afectan a las categorías de los miembros. Una se refiere a la categoría 9, la de ganadores anteriores del torneo en cuestión, que hasta hoy permitía participar a los anteriores ganadores de un torneo que fueran menores de 50 años en el primer día de la competición. En 2018 esta categoría desaparecerá y en 2017 sólo podrán acogerse a ella los 'past winners' que ya entren en algunas de las categorías que van de la 1 a la 18.

La otra medida se refiere a la categoría 12, la que permitía hasta hoy disputar un torneo a un jugador perteneciente al 'top 40' de la lista histórica de ganancias. A partir ya de 2017 un jugador de este 'top 40' sólo podrá acogerse a dicha categoría un único año, una vez que ha perdido los derechos de juego.