Diario Sur

Sergio García logró empatar su encuentro individual contra Mickelson. :: afp
Sergio García logró empatar su encuentro individual contra Mickelson. :: afp

COSTA DEL GOLF

Pareja de ases en la Ryder

  • Sergio García y Rafael Cabrera-Bello fueron la nota positiva de un combinado europeo que no estuvo a la altura de la cita

MÁLAGA. El castellonense Sergio García y el canario Rafa Cabrera- Bello fueron los dos integrantes españoles del equipo europeo de la Ryder Cup, la competición bianual entre Estados Unidos y Europa que se disputa el pasado fin de semana en Chaska, Minnesota. Ambos bordaron su juego en unos duelos que se habían preparado a conciencia.

Al término de la primera jornada de competición, Estados Unidos dominaba en el marcador a Europa por 5-3. Los estadounidenses tuvieron un inicio absolutamente demoledor, con triunfos en los cuatro 'foursomes' de la mañana, resueltos en tres de los casos con manifiesta superioridad.

Uno de ellos fue el protagonizado por Sergio García y Martín Kaymer, que formaron pareja por decisión del capitán europeo Darren Clarke, que dejó en el banquillo a Rafael Cabrera-Bello. Jimmy Walker y Zach Johnson superaron a la dupla hispano alemana por 4/2 a pesar de Sergio García y Martin Kaymer controlaron la situación hasta el 11. Ambos, incluso, se pusieron por delante en el marcador parcial tras aprovechar un bogey norteamericano en el segundo hoyo.

La igualdad plasmada en el campo se mantuvo hasta el citado hoyo 12, donde Jimmy Walker y Zach Johnson recuperaron terreno antes de encadenar una furiosa racha de cinco hoyos ganados consecutivos que acabó con la resistencia de Sergio García y Martin Kaymer.

La complicada situación europea se arregló de forma significativa en los 'fourballs' de la tarde, donde Sergio García y Rafael Cabrera-Bello formaron pareja. Los españoles, muy sólidos durante todo el enfrentamiento ante J. B. Holmes-Ryan Moore, solventaron el compromiso con un convincente 3/2, sumado uno de los tres puntos conseguidos por Europa en esta fase del torneo.

La segunda ronda de la Ryder Cup sirvió para constatar la épica de un enfrentamiento que levanta pasiones. Los norteamericanos, tras la disputa de los 'foursomes' y los fourballs, aumentaron ligeramente su ventaja sobre los europeos, donde los españoles Sergio García y Rafael Cabrera-Bello volvieron a tener un papel protagonista.

Ya durante la jornada del domingo, en individuales, la remontada del español Sergio García contra Phil Mickelson (empate) en un partido en que ambos se anotaron nueve golpes bajo el par no fue suficiente para detener la embestida de los estadounidenses. Tampoco la victoria de Rafa Cabrera-Bello contra Jimmy Walker (3-2) dio un respiro a los europeos.

Han pasado 17 años desde que García se estrenó en la Ryder, con tan solo 19 años, en The Country Club de Massachusetts, en 1999, donde Europa perdió por un punto la copa que había conquistado dos años antes en Valderrama, bajo la capitanía del legendario Severiano Ballesteros.

Récord personal

Sergio García igualó las ocho participaciones en la Ryder Cup de Ballesteros del pasado fin de semana y siempre se mostró optimista sobre las posibilidades del equipo europeo, que acumulaba sucesivas victorias en Celtic Manor (2010), Medinah (2012) y Gleneagles (2014).