Diario Sur

EL RESURGIR DE EL CHAPARRAL

El Chaparral Golf fue construido en 1991 por un consorcio español y británico que tuvo una gran visión de futuro al encomendar el diseño de dicho campo al renombrado arquitecto de campos de golf Pepe Gancedo, quien plasmó toda su sabiduría en sus exigentes 18 hoyos. En el año 2003, Antonio Rubio adquirió el campo de golf y decidió involucrar de nuevo a Pepe Gancedo para que lo actualizara y, así, el campo de golf renació con todo su esplendor. A la vez que supo mantener el encanto de antaño, le añadió ese toque particular que hace que El Chaparral sea, hoy en día, considerado como uno de los más prestigiosos campos de golf en toda la zona por su belleza espectacular, su vegetación exuberante y sus verdes calles y 'greenes'. El Chaparral Golf Club se ha convertido desde su reapertura en uno de los campos de golf más atractivos de la Costa del Sol. Todo ello se debe al empeño y tesón de Antonio Rubio y su empresa familiar en situar a El Chaparral Golf Club como uno de los campos del golf preferentes de la Costa del Sol. A ello se añade la particularidad de que es el único con 6 pares 3, 6 pares 4 y 6 pares 5. Todo un lujo para el golf andaluz.