Diario Sur

Antonio Rubio, a la izquierda, jundo al homenajeado Ángel de la Riva. :: sur
Antonio Rubio, a la izquierda, jundo al homenajeado Ángel de la Riva. :: sur

COSTA DEL GOLF

El Chaparral homenajea a De la Riva

  • El club malagueño distingue al presidente de la RFAG por su contribución al golf andaluz

málaga. El pasado mes de agosto la casa club de El Chaparral Golf, obra del arquitecto malagueño Salvador Moreno Peralta, vistió sus mejores galas para recibir a los más de cien invitados que, junto a Antonio Rubio, propietario del campo, y su familia, disfrutaron de una agradable velada en la terraza y los salones del popular club.

Entre los asistentes al evento destacó la presencia del alcalde de Mijas, Juan Carlos Maldonado, que no quiso dejar de acompañar a este club de la Costa del Sol en una fecha tan señalada. La noche estuvo llena de sorpresas y momentos cargados de emoción, y durante toda la velada estuvo muy presente el recientemente desaparecido Pepe Gancedo, figura del golf 'amateur' de su época, diseñador de los 18 magníficos hoyos de El Chaparral y, a su vez, primo del homenajeado Ángel de la Riva, al que estaba muy unido.

Abrió el acto Domingo Gavira -director de El Chaparral Golf desde hace siete años- para agradecer a la familia Rubio la confianza depositada en él durante estos años de trabajo. Durante su discurso se confesó un auténtico enamorado de El Chaparral y resaltó, además, la trayectoria del homenajeado, Ángel de la Riva, como figura clave en el desarrollo del golf andaluz y nacional, durante más de cincuenta años.

La familia Rubio, igualmente, quiso reconocer la labor del gran equipo que cada día hace posible que El Chaparral crezca y que, a día de hoy -y tras haber llegado a estar cerrado antes de que Antonio Rubio lo adquiriera en 2003- se presente en unas magníficas condiciones y ofrezca un excelente servicio a los golfistas que lo visitan.

Tras unas sentidas palabras, Antonio Rubio, hizo entrega a Ángel de la Riva de una placa conmemorativa en reconocimiento a una vida de servicio y amor al deporte del golf. El homenajeado no pudo ocultar su emoción al recibirla en una noche que calificó como «inolvidable».

Durante sus palabras, de la Riva quiso destacar la calidad humana de la familia Rubio y del personal del campo -con su director, Domingo Gavira, al frente- gracias a quienes El Chaparral es a día de hoy «un magnífico campo» que mantiene «una excelente y estrecha relación de colaboración con la Real Federación Andaluza de Golf, y que contribuye a que Andalucía y la Costa del Sol sean destino líder en turismo de golf, ofreciendo su maravilloso campo y un excelente servicio a nuestros visitantes».

Palabaras para Gancedo

Especialmente emotivas fueron las palabras que De la Riva tuvo para recordar a su primo y amigo, Pepe Gancedo, a quien confesó haber estado muy unido durante toda su vida, desde niño, y a quien calificó como un «caballero hidalgo, un genio, noble y amante de las artes, un diseñador artesano, que diseñaba sus campos con esmero, a pie de máquinas y que sobre todo, será siempre un orgullo para los que le queremos». Precisamente, recordó que, refiriéndose a El Chaparral, su diseñador lo definía como «una maravilla de campo».

Junto a las familias Rubio, de la Riva y al personal del campo, cabe destacar también la presencia de la viuda e hijos de Gancedo, así como de su hermano Félix, deportista olímpico en cuatro ocasiones, precisamente en una noche que coincidía con el arranque de los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro, e historia viva de la vela española, con tres Campeonato del Mundo de Vela en su haber.

Fue un día lleno de emociones en las instalaciones de El Chaparral Golf, que festejó por todo lo alto el décimo aniversario de su club, con un torneo que obtuvo un gran éxito de participación y una emotiva cena de gala durante la cual se brindó un cariñoso homenaje a la trayectoria de Ángel de la Riva, presidente de la Real Federación Andaluza de Golf, en los que son sus últimos meses al frente del organismo federativo.