Diario Sur

COSTA DEL GOLF

La 'Armada' roza el bronce en Río de la mano de Cabrera-Bello

Rafael Cabrera-Bello fue el mejor clasificado de la 'Armada', en quinta posición y con opciones de alcanzar el bronce. :: sur
Rafael Cabrera-Bello fue el mejor clasificado de la 'Armada', en quinta posición y con opciones de alcanzar el bronce. :: sur
  • El jugador canario acabó en quinta posición y consiguió un diploma olímpico en los primeros Juegos para el golf después de 112 años

Era la primera vez que el golf participaba en unos Juegos Olímpicos y los jugadores españoles estuvieron a la altura de esta cita histórica. Los cuatro integrantes de la Armada, Rafael Cabrera Bello y Sergio García en categoría masculina, como Azahara Muñoz y Carlota Ciganda en categoría femenina, supieron luchar y rozar por momentos algo más que el éxito que ya de por sí es acudir a unos Juegos Olímpicos y máxime cuando es el debut en ellos del deporte en el que compites, al menos, en la historia moderna. Nada más pisar el césped, ya estaban haciendo historia.

El británico Justin Rose se proclamó campeón olímpico de golf, tras superar en la jornada final al sueco Henrik Stenson, medalla de plata y con el que protagonizó un intenso duelo por el oro. El bronce se lo colgó el estadounidense Matt Kuchar gracias a una espectacular vuelta final de 63 impactos (-8), la mejor del torneo junto a la primera del australiano Marcus Fraser, que fue líder los dos primeros días.

El canario Rafa Cabrera Bello fue el mejor español al poner fin a su participación en el torneo masculino de golf de los Juegos Olímpicos de Río 2016 con una vuelta final de 68 golpes (-3) y 8 bajo par en el total, uno menos que el castellonense Sergio García, tras una cuarta y última jornada en la que ambos lucharon por alcanzar el podio.

Rafa Cabrera Bello, 29 del ránking mundial, salió el último día al campo de la reserva de Marapendi con el objetivo de atacar la medalla de bronce. Hizo 'eagle' al 5 y 'birdie' al 9 y al 10, pero dos 'bogeys' en el 12 y en el 14 retuvieron su camino. Cerró con tres pares y un nuevo 'birdie' al 18.

Mientras tanto, Sergio García bordó el golf en un último intento por optar a los metales y acabó la ronda, la mejor de su cuenta en el torneo, con 66 golpes (5 bajo par) y un total de -7. García, número 11 del mundo, también salió a por todas el último día en Marapendi. Empezó la jornada con -2 en el total y acabó su participación con -7. Comenzó su ataque en busca del podio con 'birdie' al 1 y continuó quitándole un golpe al 5, al 8, al 9, al 10 y al 16, con pares en el resto de hoyos, para situarse en ese instante con 8 abajo y coqueteando con la tercera plaza. Un inoportuno 'bogey' en el 17 puso freno a su hasta ese instante imparable marcha en su pelea por el bronce. Cerró su vuelta con el par en el 18.

Nadie pudo con Park

A pesar de los esfuerzos, la hegemonía oriental en el golf femenino se volvió a demostrar en los Juegos Olímpicos, donde la malagueña Azahara Muñoz terminó su participación con 282 golpes totales (2 bajo par), mientras que la pamplonesa Carlota Ciganda lo hizo con 290 (+6). En la cuarta y última jornada Azahara Muñoz comenzó bien en los nueve primeros hoyos, con 'birdies' al 1 y al 6, pero todo se torció definitivamente en los nueve de regreso, con doble 'bogey' en el 13 y 'bogeys' en el 15 y el 16. Un 'birdie' en el 17 le hizo terminar con 72 (+1) para un total de -2 en la cuatro rondas. Carlota Ciganda, que comenzó a jugar desde el hoyo 10, entregó este sábado una tarjeta de 73 (2 arriba). Comenzó con doble 'bogey'-'bogey' en los dos primeros hoyos (en su caso en el 10 y el 11), y uno más en el 4. Después mejoró sus prestaciones con 'birdies' al 17 y al 3. Acabó el torneo con +6.

La surcoreana Inbee Park, actual número 5 del mundo, se convirtió en la primera campeona olímpica de golf en 116 años al imponerse con autoridad (5 golpes de ventaja sobre la segunda) en el torneo femenino de los Juegos de Río 2016. La nueva campeona olímpica, instalada en el liderato desde el segundo día, firmó 66 golpes (-5) en la ronda final, en la que hizo siete birdies por sólo dos bogeys. Lydia Ko, que comenzó el torneo de forma apagada, reaccionó desde el viernes para meterse de lleno en la lucha por las medallas. Se hizo finalmente con la plaza gracias a un birdie, el cuarto de su ronda, en el último hoyo para enviar a Feng al tercer peldaño del podio. Acabó con una vuelta de 69. Nadie pudo hacer sobra a Inbee Park que, aunque partía entre las favoritas, se esperaba un duelo más reñido con Lydia Ko a lo largo de los Juegos de Río.