Zidane comienza con las rotaciones de jugadores ante el Levante

El Real Madrid juega por segunda vez en la historia en el Santiago Bernabéu un sábado a la una de la tarde

AMADOR GÓMEZ MADRID.

«Insisto en que para mí no hay un equipo A o B. Si queremos conseguir cosas, como al inicio de la temporada (la Supercopa de Europa y la de España), el dibujo y los jugadores van a cambiar siempre. Lo fundamental es que todos los jugadores se sientan importantes», reconoció ayer Zinedine Zidane, que comenzará con las verdaderas rotaciones hoy contra el Levante. En el regreso a la Liga y al Bernabéu, que acogerá por segunda vez en la historia un partido en sábado a la una de la tarde -el primero fue ante el Granada el 7 de enero (5-0)-, en busca del mercado asiático, la visita del recién ascendido la aprovechará el técnico del Real Madrid para reservar a varios de los indiscutibles. También para seguir dando oportunidad a los que continúan creciendo. Entre ellos, a Asensio, a quien según Zidane «hay que dejar un poco en paz y tranquilito» y no cargarlo de excesiva responsabilidad.

El Madrid recibe al Levante tras el 'parón FIFA' que sólo ha afectado a Ceballos con la selección sub-21 y cuatro días antes del estreno en la Champions contra el Apoel de Nicosia, por lo que, aparte del sancionado Cristiano Ronaldo, también podrían tener descanso Keylor Navas, Marcelo, Casemiro y Kroos. «En 20 días vamos a tener siete partidos y vamos a necesitar a todos», insistió el técnico del campeón, obligado a ganar su primer encuentro de la Liga ante su afición tras el 0-3 de Riazor y el 2-2 contra el Valencia en el Bernabéu. Aunque el entrenador del Levante, Muñiz, sueña con una sorpresa y afirma que su equipo no acude al coliseo blanco «para pedir camisetas», Zidane es muy consciente de que cuando el Madrid no consigue la victoria no se podrán impedir los pitos y abucheos a los jugadores, como ocurrió en su último choque, con Bale y Benzema en el punto de mira de una afición cansada del galés y de los tantos fallados por el francés.

Defensa de Bale

Pese al mal momento de Bale, Zidane se encargó de ratificar su confianza en el extremo galés y se mostró resignado ante los pitos del Bernabéu. «Ningún jugador puede estar contento cuando lo pitan, pero anímicamente a Bale lo veo bien. No lo veo tan mal como se habla. Es un jugador muy importante de la plantilla y lo va a hacer bien este año. Si hay un partido en el que no juega bien o el resultado no es adecuado, siempre va a haber pitos. Siempre va a pasar eso, y más en el Madrid. Es inevitable. Cuando empatamos y no son los tres puntos no lo vamos a evitar. Hay que acostumbrarse, pero vamos a intentar ganar todos los partidos», apuntó Zidane.

«Yo pido a la afición estar con su equipo siempre, pero al mismo tiempo el público viene, paga su entrada y a veces cuando no está contento puede también opinar y decir lo que piensa, y lo dice silbando a los jugadores de vez en cuando. A mí no me gusta, porque nosotros siempre intentamos dar el máximo y la gente lo sabe, pero de vez en cuando hay partidos en que las cosas no salen como tú quieres», se defendió.

Zidane se plantea conceder la titularidad al guardameta Casilla y al lateral izquierdo Theo -«se entrena muy bien y está listo para jugar», admitió-, y mantener en el once a Isco y Asensio. «Para mí siempre han tenido importancia los dos, al igual que todos, y eso no va a cambiar», comentó, antes de pedir públicamente no presionar al extraordinario centrocampista balear.

Fotos

Vídeos