Una cuestión

Una ‘vieja’ selección

MANUEL CASTILLO

Asegurada la clasificación de España para el Mundial de Rusia, Julen Lopetegui ha comprobado que está en el buen camino. El equipo no sólo gana, sino que lo hace con un alto estilo que parece distinguir a todos y cada uno de los jugadores. Y, naturalmente, ha levantado notablemente la autoestima y la ilusión de los aficionados, que no las tenían, teníamos, todas consigo. La desbandada habida a partir del Mundial de Brasil con la marcha de Xavi Hernández, Puyol, Casillas, Xabi Alonso y algunos más puso en tela de juicio que el fútbol español pudiera volver a ser el que era, el campeón mundial nada menos. Por si no fuera bastante, también Del Bosque dijo adiós, y hallar un sustituto no parecía tarea fácil. Pero se acertó y se hizo posible la continuidad y hasta mejora en un momento muy delicado.

Lopotegui ya había hecho campeones de Europa a los sub-21 de España en 2013. Y han sido esos sub-21 los que han hecho el relevo de la mano de quien creyó en ellos. SUR ya los calificó ayer muy acertadamente como ‘la quinta de Israel’, recordando así a la llamada ‘quinta del Buitre’, que, en su época, motivó una reacción similar en el Real Madrid. A aquellos Sanchís, Butragueño, Martín Vázquez, Míchel y Pardeza han sucedido estos De Gea, Carvajal, Thiago Alcántara, Isco, Keko y Morata, así como Nacho, Bartra o Illarramendi; con otro plantel en la reserva, que, seguro, el seleccionador utilizará cuando le sea preciso, tales como Rodrigo, Ander Herrera, Alberto Moreno, Pablo Sarabia e Íñigo Martínez. Si a toda esta chavalería el seleccionador les suma la experiencia de Sergio Ramos, Piqué, Iniesta y Busquet, no creo que sea preciso convocar a Diego Costa o David Villa, cuyos perfiles distan mucho de lo que Lopetegui tiene entre manos. Desearles suerte es lo único que falta. Y a esperar, a ver si se repite lo de Sudáfrica.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos