Valverde se queja de los horarios antes de visitar a Las Palmas

Ernesto Valverde, ayer. :: efe/
Ernesto Valverde, ayer. :: efe

Convoca a Messi, Luis Suárez y Piqué, pero se lamenta de que dispondrá de menos descanso que el Atlético para el pulso del domingo

P. RÍOS

barcelona . No es habitual que Ernesto Valverde se queje en voz alta. En esta ocasión no ha tenido más remedio que hacerlo porque no sólo tendrá menos de 72 horas de descanso antes de enfrentarse el domingo al Atlético en el Camp Nou en un partido clave por el título de Liga, además se añaden todos los agravantes comparativos posibles: el equipo azulgrana afronta el desplazamiento más largo, a Las Palmas, más de tres horas de vuelo, en el último partido de esta jornada 26 (21.00 horas) mientras que el Atlético recibió al Leganes anoche, a las 21.30, en el Wanda Metropolitano sin moverse de casa. Los integrantes de la expedición azulgrana regresarán a sus domicilios hacia las 5 horas de la madrugada de mañana teniendo que jugar en la primera franja horaria del domingo (16.15 horas), mientras que los jugadores del Atlético ya pudieron descansar en sus casas en la medianoche del miércoles al jueves.

«Cada equipo tiene momentos en la temporada en que el calendario está ajustado, pero en esta jornada los horarios sí nos han perjudicado», dijo Valverde en rueda de prensa, lamentando que «en el tema de los horarios, el criterio deportivo queda en segundo plano. En este caso nos perjudica. Podría haber sido al revés, pero nos perjudica: porque es un viaje largo, jugamos el jueves y ellos el miércoles y el partido del domingo es a las cuatro». El entrenador del Barça consideró que «el Atlético no es responsable, porque hay veces que juega Europa League y después le toca el domingo. Yo lo he sufrido y es complicado. Pero en este caso no son dos competiciones diferentes, son dos partidos de Liga, y es curioso que no se haya tenido en cuenta ante un partido tan importante».

Aunque se especuló con las rotaciones de Piqué, Messi y Luis Suárez debido a estas circunstancias, la obligación de ganar en Las Palmas impidió sorpresas en una convocatoria de Valverde sin el sancionado Jordi Alba, el lesionado Semedo y dos descartes técnicos: Denis Suárez y Yerry Mina.

En puestos de descenso, el conjunto grancanario necesita la victoria ante el Barça para respirar. Son baja Bigas, Peñalba, Momo, David Simón y Emenike. Paco Jémez, que ha perdido sus ocho partidos ante el Barça, todos al frente del Rayo y a menudo por goleada, seguirá siendo valiente: «No tengo el pensamiento de hacer nada raro porque venga Messi o el Barça; vamos a seguir siendo fieles a una idea de juego que estamos llevando adelante. Lo que hay que intentar es no usar la palabra miedo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos