La 'trama de los córners' amañó partidos de Segunda B y Tercera desde 2016

Dos exjugadores se compincharon con otros futbolistas en activo de las categorías para apostar sobre lances del juego

MELCHOR SÁIZ-PARDO MADRID.

Las apuestas no eran sobre los resultados exactos, mucho más difíciles de controlar, sino sobre otros lances del partido como el número de penaltis y, sobre todo, el de saques de esquina. Las sospechas de la Unidad de Delitos Especializados y Violentos (UDEV) de la Policía se remontan a hace casi un lustro, cuando un número «desaforado» de clientes de casas de apuestas nacionales y chinas se comenzaron a interesar sin motivo aparente por los resultados de Segunda División B, pero sobre todo por los de Tercera. Comenzaron a moverse decenas de miles de euros al otro lado del planeta en apuestas 'on line' de partidos que, sobre todo, se jugaban en Extremadura. Pero no sólo en esa comunidad.

Tras nueve meses de investigaciones formales (la Fiscalía de Badajoz sólo denunció los hechos ante el Juzgado número uno de Zafra en marzo de 2017 por un presunto delito de estafa y corrupción en los negocios), la Policía desató ayer la macroperación contra esta trama. Los investigadores aseguran tener constatado que varios de los 28 detenidos participaron en el amaño de partidos, al menos en la temporada 2016-2017 y la actual, aunque están convencidos que la red comenzó a operar mucho antes. Los epicentros del operativo tuvieron lugar en Murcia, Barcelona, Badajoz, Albacete y Madrid. La redada movilizó a más de 200 agentes, que registraron oficinas, despachos, viviendas particulares y sedes de clubes.

Los investigadores sospechan que dos exfubolistas, con conexiones con las casas de apuestas en China a las que apuntaban qué lances podían amañar, habrían convencido a diversos jugadores para la trama. Uno de ellos, según las informaciones preliminares, sería el exjugador Jonan García, que llegó a jugar en Primera con el Athletic y ayer fue arrestado. Los atestados apuntan, incluso, que los futbolistas captados recibieron una breve instrucción para forzar los lances y que no fueran detectados, particularmente penaltis y córners. Algunos habrían apostado a través de las casas de apuestas 'on line' implicadas en los partidos que ellos mismos disputaban. En algunos casos (apuntan los agentes), los jugadores se habrían hecho con hasta 5.000 euros de beneficios en una jornada.

LaLiga ha colaborado activamente con esta investigación, según fuentes policiales. La institución, desde hace un año, ha facilitado todo tipo de estadísticas sobre los partidos bajo la lupa. Los rumores sobre los amaños en las categorías más modestas del futbol español son recurrentes. En septiembre de 2016, mucho antes de esta trama, se abrió una investigación tras las denuncias de varios dirigentes de Tercera sobre la posibilidad de «manipulación» en algunos encuentros de la temporada anterior (2015-2016) y comienzos de la siguiente. En su denuncia, la Fiscalía asegura que «al menos indiciariamente, en los partidos de fútbol celebrados los días 7, 14 y 21 de agosto de 2016 pudo haberse dado algún tipo de amaño» (Fuente de Cantos-Jerez, Don Benito-Badajoz y Jerez-Badajoz).

'Mordidas'

El Ministerio Público considera acreditado que «personas directamente relacionadas» con los encuentros, a pesar de tenerlo prohibido, realizaron apuestas. Uno de los detenidos fue el que superó los 5.000 euros de ganancias al apostar por un inusualmente alto número de córners. Las 'mordidas' a los jugadores, en su conjunto, no superaban los 3.000 euros. En el punto de mira están, entre otros, el Jerez (Extremadura) o el Jumilla y el Águilas (Murcia).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos