Tablas en un Valencia-Atlético muy estratégico

Ambos equipos se quedan sin marcar en un choque de alta tensión, trabado e impreciso por momentos, pero siempre vibrante

ÓSCAR BELLOT

MADRID. Tablas en el duelo de estrategas. Valencia y Atlético empataron a cero en un choque de alta tensión, trabado e impreciso por momentos pero siempre vibrante, sólo apto para jugadores corajudos como los que integran las plantillas de dos de los equipos de la Liga en los que la influencia de su entrenador resulta más palmaria.

La mejor ocasión la tuvo en sus botas Vietto, un delantero siempre bajo sospecha desde su aterrizaje en la capital y que necesita reivindicarse contra el reloj, antes de que la apertura del mercado de invierno y la posible llegada de Diego Costa le obliguen a buscarse las castañas en otro lugar. Al argentino le llegó el balón a pase de Thomas dentro del área, pero el disparo se marchó alto.

Fue Correa el que mayores quebraderos de cabeza le causó a la zaga local. Determinado a aprovechar los minutos que Simeone le está dando en ausencia de Griezmann, el habilidoso delantero supo aprovechar la zona entre las dos líneas de cuatro con que se armaba en defensa el cuadro de Marcelino, que se desgañitaba demandando a sus futbolistas que achicasen espacios.

Había optado el técnico de Villaviciosa por dar carrete de entrada a dos de sus flamantes incorporaciones veraniegas, Gabriel y Pereira. Inclusión la de este último que desmontó la dupla Lato-Gayà que tan buenos resultados le dio al preparador asturiano en el Bernabéu. Simeone, que veía cómo el dominio de la pelota y el mayor número de aproximaciones al área no se traducía en gol, cambió de pareja de ataque, retirando a Vietto y Correa para perseguirlo mediante la velocidad de Gameiro y el oficio de Torres. La búsqueda de un fútbol más directo por parte del Atlético permitió al Valencia crecer, espoleado por una afición a la que le gusta lo que ve tras las penurias del pasado curso. El Atlético, que había merecido más, pudo pagar la falta de acierto en el correcalles final a medida que las fuerzas se escapaban por mor de la tremenda exigencia del choque.

Fotos

Vídeos